Polémica

Video: Denunciado por abuso e intento de homicidio emitió un repudiable descargo

Rodrigo Eguillor, hijo de una fiscal de Buenos Aires, descalificó a la víctima señalando: "me garcho modelos, me cojo travas"


4 de diciembre de 2018
access_time 11:16

Un escándalo se generó en Buenos Aires. Rodrigo Eguillor, hijo de una fiscal, fue denunciado por una joven de 22 años de abuso e intento de homicidio.

El hecho ocurrió, la semana pasada, en un edificio de San Telmo donde el muchacho de 24, citó a la chica que luego lo denunció.

Según publicó Infobae, de acuerdo a la versión de la víctima, consta en una causa hasta caratulada como "averiguación de delito" que continúa en trámite hasta hoy.

El acusado es Rodrigo Eguillor, de 24 años, hijo de Paula Martínez Castro -fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora que formó parte de la creación de Justicia Legítima-, oriundo de Banfield, ex relacionista público, según señala en sus videos de una disco bonaerense llamada Jet.

Las amigas de la denunciante realizaron un relato de cómo describió los hechos la víctima:

Eguillor habría arreglado con ella para pasarla a buscar por la universidad. Luego le pidió que se acercara a un departamento, a pocas cuadras de la facultad, porque estaba con un amigo.

Según la denuncia, Eguillor la hizo pasar para evitar un hecho de inseguridad y luego habría buscado tener relaciones sexuales sin preservativo.

Como la chica se negó, él la insultó. Luego de un encuentro con un amigo, que se retira del domicilio, le ofreció fumar marihuana, la víctima se negó.

El relato de la amiga señala que la joven pidió retirarse y él respondió que no podía abrirle la puerta hasta que volviera un amigo con la llave.

Según esta denuncia, Eguillor se puso nervioso al ver a la chica con el celular y por ello le envió la ubicación a su hermana explicando que estaba en peligro.

La joven buscó huir por el balcón del tercer piso de la casa y los gritos despertaron a los vecinos.

Ella intentaba escapar, él simulaba salvarla de un intento de suicidio. En la carta señala que el joven habría abusado a la chica en ese momento.

El relato continúa explicando que la chica vuelve a zafarse e intentar huir del balcón cuando él violentamente la agarra del cuello. Finalmente entró la Policía y pudo separarlos.

Escraches en las redes sociales

Cuando se conoció el caso, decenas de chicas salieron a contar momentos violentos que vivieron con Eguillor.

Entre las denuncias virtuales señalan que hubo infinidad de mensajes reclamando atención y hasta el envío de fotos sin consentimiento.

Las mujeres que lo escracharon también admitieron que como su madre es fiscal, creen que sus denuncias van a ser en vano ya que no sucederá nada con el muchacho de 24 años.

El repudiable descargo del acusado

Luego del escándalo, El relacionista público eligió su propia cuenta de Instagram para contestar las acusaciones: En tono relajado y apuntando directamente contra la denunciante señaló, entre otras cosas: "me garcho modelos, me cojo travas. ¿Entendés? Todo me va bien".

Además señaló que la denunciante le mintió señalando que era de "San Isidro y era de Ituzaingó" y aseguró que "me quiere sacar plata".

En el video señaló su parte de la historia:

"¿Quieren saber cómo es la historia? Si quieren saber cómo es la historia, posta, posta. Si quieren que les diga la posta, se las cuento. Si no, sigan hablando y díganme 'violín' y todo eso. Total, no tienen ninguna prueba. No hay ninguna causa en judiciales. ¿Quieren que les cuente? ¿Quieren que les cuente, o no? Sí, me garcho modelos", continuó, mientras leía los mensajes y agitaba frente al lente algo que parecía ser un cigarro de marihuana o de tabaco.

Juró por su abuelo y por su perro que nunca le levantó una mano a una mujer, y explicó desde su punto de vista cómo fue el hecho por el que se lo imputa: "La salvé. Ustedes me están acusando de algo y la policía me decía 'flaco, vos sos un héroe'. La salvé, la saqué del balcón. Si yo no estaba ahí, la mina moría. Es más, si era un tipito de ustedes, las larvas con cero músculo, la piba se moría. La piba iba al gimnasio, tenía buen orto. La cuestión: cuando la intento sacar, ahí entra la policía, rompe la puerta. Suben los bomberos, nos atan con dos sogas y ahí entramos. Listo, se terminó, no hay mucho más para contar".

La madre del joven, la fiscal Martínez Castro, en diálogo con Infobae pidió "no tener injerencia en el tema" y aseguró "no tener ninguna voluntad" de ser vinculada al escándalo.

A ese medio, ratificó que Rodrigo es su hijo, que no colabora en su defensa, y afirmó: "La Justicia deberá accionar como debe".

Comentarios