😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Conmovedor

Un ángel: falleció ahogado y sus órganos salvaron ocho vidas

Nahuel González murió en Tucumán y su familia tomó una valerosa decisión.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
19 de enero de 2018 | 18:37

Lo denominaron el ángel tucumano. Nahuel González tenía siete años y falleció en Tucumán, luego de un accidente en la colonia de vacaciones a la que asistía.

Por el hecho, la familia decidió inmediatamente donar sus órganos: Ese notable gesto le salvó la vida a otros ocho niños, según les confirmó el Incucai a la familia.
 
El jueves, el día del accidente, Nahuel había asistido por primera vez a una colonia, ubicada en las calles Juan Luis Nougués y Don Bosco, en San Miguel de Tucumán.

"Él tenía miedo de quedarse solo porque era el primer día en la colonia. Pero si yo me quedaba, no se iba a poder integrar con los demás chicos. En eso me dicen: "Vaya tranquila, mamá. Los padres no se pueden quedar", relató Carolina, su madre, a Infobae.

La mamá también expresó que fue a su casa y luego retornó al club porque se había olvidado un vaso y un par de zapatillas que había reservado para su hijo. De vuelta al club, pidió permiso para verlo de nuevo: "En ese momento mi hijo me dio el último beso. Antes de las doce del mediodía, me llamaron del club", dijo.

Desde el club le dijeron que fuera al Hospital porque su hijo se había descompuesto.

El niño murió 24 horas después, peleó contra un paro cardiorespiratorio y las lesiones sufridas por un episodio de ahogamiento. "Mi hijo ha sido un héroe, nació prematuro, de 30 semanas. Estuvo 45 días peleándola, seis meses en cama para que pueda nacer, y ahora estamos vacíos, vacíos sin nada", expresó su madre.

El desgarrador relato de Carolina, que retrató Infobae, conmocionó a la provincia de Tucumán y al país.

En declaraciones a medios locales intentó transcribir en palabras su dolor: "Si a uno se le muere el padre, tiene nombre; si a uno se le muere el marido, tiene nombre; no es natural que un padre deba enterrar a un hijo de 7 años, con toda la vida por delante. No voy a poder ser mamá nunca más. Estamos destrozados, nos han destruido la vida".

Ante tanto dolor, la madre también dejó un mensaje de esperanza: "Vamos a donar los órganos para que mi hijo siga dando vida, para que estos infelices no la trunquen, para que siga vivo en otro lado".

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último