🚗🚦Paso Cristo Redentor habilitado 🚦🚗

Caso extremo y viral

Se mordió tanto las uñas que le dio cáncer y le tuvieron que amputar el dedo

Una estudiante de 20 años debió ser operada. Le hacían bullying y por los nervios se mordía las uñas. Se le puso el dedo negro y se lo terminaron cortando.

8 de septiembre de 2018 | 10:14

La increíble historia ocurrió en Australia, donde Courtney Whithorn, que ahora tiene 20 años, desarrolló una rara forma de cáncer de piel después de pasar años mordiéndose las uñas a raíz de los nervios que le producía el bulliyng que recibía en la secundaria.

Ya en la universidad, el dedo pulgar de la estudiante de Psicología comenzó a ponerse negro, y la chica, avergonzada, intentó ocultarlo de su familia y amigos utilizando guantes o manteniendo la mano en posición de puño para que no se viera.

Pero el daño que se había causado era irreversible: convirtió en un raro tipo de cáncer llamado melanoma subungueal lentiginoso acral. Courtney, originalmente de Newton Aycliffe, Co Durham, quien se mudó a The Gold Coast, Australia, hace nueve años dijo: "Cuando descubrí que morderme las uñas era la causa del cáncer, me destrozó”.

"En mi cabeza pensé: Me he hecho esto a mí mismo. Pero obviamente sabía que no debería tener esa mentalidad. No lo podía creer ". Desde su diagnóstico de shock en julio, Courtney tuvo que someterse a cuatro cirugías.

Cuando Courtney advirtió que su dedo se ponía negro, acudió a un médico por razones estéticas y fue derivada a un cirujano plástico que le sugirió que se quitara la uña para deshacerse del negro.

Pero antes de la primera cirugía, el médico advirtió que algo andaba mal e hizo una biopsia. "Hicieron más pruebas y cuando esos resultados regresaron, me dijeron que era un melanoma maligno que era muy raro tener allí, especialmente para alguien de mi edad y en ese tamaño”, señaló la joven.

Después de la segunda cirugía de Courtney para quitarle el lecho de la uña, le hicieron una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) para obtener una imagen tridimensional detallada del interior de su pulgar y no encontraron más células cancerosas. Pero el pánico surgió cuando, apenas una semana después de pensar que tenía todo despejado, los especialistas en Sydney le dijeron al cirujano de Courtney que el protocolo para su forma de melanoma es la amputación.

El cirujano decidió primero realizar una tercera cirugía, creando una incisión más ancha en el pulgar de Courtney para eliminar cualquier otra célula maligna, pero esa operación solo confirmó la necesidad de amputar desde arriba del nudillo.

Courtney, quien todavía se está recuperando de su amputación, dijo: "El cirujano plástico me envió un mensaje de texto diciendo que el protocolo para este melanoma, porque es muy raro, es la amputación".

"Tuve un ataque de pánico en el trabajo cuando leí la palabra ´amputación`y salí corriendo, no podía respirar. Mi madre tuvo que venir a mi trabajo, mi jefe me estaba atando el pelo y sacando mi camisa. Me asusté, nunca habíamos hablado sobre la amputación "

 

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último