😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Increíble

Preso que mató por segunda vez a una novia en la cárcel: "la primera fue por amor y ahora por celos"

El hombre está siendo enjuiciado por el último crimen que cometió el año pasado.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
23 de marzo de 2018 | 19:28

Es uno de los presos más violentos del país está siendo juzgado por uno de sus brutales crimenes cometidos el año pasado. Gabriel Roberto "Chirete" Herrera mató a dos "novias" dentro de la cárcel, la primera en 2006 y la última en 2017.

Durante el juicio que se está llevando por estos días en Salta, Herrera argumentó que mató a la primera, en 2006, por "amor" y ahora por "celos".

ol diario el Tribuno de Salta, replicó la declaración de Herrera en el juicio cuando sintetizó en 10 minutos todo lo que ocurrió el 5 de enero del año pasado en el penal de la provincia salteña.

"Chirete" esperó a Andrea Neri (su pareja) con su pequeño hijo en brazos, en el portón de acceso pabellón "E", de 60 metros de largo por 10 de ancho. De allí se dirigieron al baño.

Reconoció que en ese lugar comenzó a descargar su ira contra la muchacha de 19 años. "Estaba loco de celos porque mi compañero de celda, Lucas Balcarce, me mostró una foto en Facebook donde se la veía a Andrea abrazada con un hombre", dijo.

Y agregó: "Fue Lucas quien me entregó la gubia". Se refería a la filosa herramienta de carpintería que se utiliza para cavar madera. "Le pregunté si estaba saliendo con ese hombre y me respondió que no, pero como sabía que me estaba mintiendo le pegué", contó con mucha frialdad.

Con el mismo temperamento comentó lo que ocurrió luego en la celda. "Le insistía en que me diga la verdad y seguía negando y volví a pegarle, hasta que al final reconoció que era verdad lo de la foto", refirió.

Acto seguido le arrancó al pequeño hijo de los brazos, lo colocó en la cama, extrajo la gubia del bolsillo del pantalón y atacó con ferocidad a la chica, a quien le produjo 36 heridas punzo cortantes, la mayoría de ellas en el cuello. La víctima no tenía huellas de defensa en sus manos ni en las uñas. Esto indicaría que Herrera la desmayó de un golpe y que en estado de indefensión la masacró.

Sin ningún tipo de remordimiento el femicida sentenció: "La maté por puta". Luego manifestó que los cinco guardiacárceles que están imputados junto a él no tienen nada que ver con lo que pasó. "La culpa es mía y también de Lucas Balcarce porque él me mostró la foto que me puso loco y me dio el arma", subrayó.

Habló el otro preso

El otro preso, sindicado por Herrera como el instigador a que cometa el crimen, Lucas Balcarce, negó en forma terminante los dicho de "Chirete" Herrera. Según el diario salteño habló de la discrecionalidad con que los internos del penal de Villa Las Rosas manejaban en la celda las herramientas de carpintería, cuchillos y celulares.

"Nunca le mostré fotos a Herrera de su pareja con otro hombre, como tampoco le entregué ninguna arma", expresó el testigo. Para demostrar sus dichos Balcarce refirió que al día siguiente del hecho entregó su celular a la Justicia y que se comprobó que la foto a la que aludió "Chirete" no existió jamás.

A pedido de la defensora Marcela Robles, se realizó un careo entre este testigo y Herrera. "Ese día, a la mañana, me mostraste la foto en tu celular, donde se veía a Andrea abrazada con un muchacho y después me entregaste la gubia y me dijiste: vos sabrás qué vas a hacer", expresó "Chirete".

Balcarce respondió: "Nada que ver, eso es mentira. Si hubiera sido cierto, esa foto estaría en el Facebook, pero no está. Tampoco te entregué la gubia, porque yo no usaba esa herramienta para hacer mis trabajos".

El femicida insistió con la imputación y acusó su compañero de presidio en estos términos: "Lo que yo hice fue por tu culpa". Balcarce lo miró fijo y exclamó: "Ahora resulta que yo soy el culpable de lo que hiciste. Estás mintiendo". Como ambos se mantuvieron firmes en sus posturas, el presidente del Tribunal de Juicio, Guillermo Pereyra, dio por finalizado el careo.

El primer femicidio

Sobre el asesinato de Verónica Castro madre de sus dos hijos, a quien asesinó en 2006 refirió: "La maté porque la amaba. Me pidió el divorcio y no soporté la idea de que se fuese con otro".

En ese momento, según señaló El Tribuno de salta, Chirete le contó al juez que cuando salió de la celda dijo: "ahí está su hija doña, la acabo de matar".

Y su hijo comentó que le dijo en ese momento: "qué llorás, marica. ­No seas maricón! ¿Por qué llorás? Ya la maté a tu mamá ¿La querés ver? Ahí está tu mamá, muerta. Mirá"

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último