😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Futura mamá

Policía está embarazada y no quiere dejar de trabajar

La mujer, de 24 años, lleva 7 meses de embarazo y dice seguir trabajando para ayudar a las mujeres.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
5 de marzo de 2018 | 11:43

Una mujer policía cursa su séptimo mes de embarazo y no quiere dejar de trabajar. La joven de 24 años dice seguir cumpliendo con su tarea para ayudar a las mujeres.

Mariana Sánchez espera su segundo hijo y sigue con tu labor de policía a pesar de transitar el último periodo en la gestación de su bebé, dice que "ahora las mujeres tienen más atención, y yo celebro que así sea". "Ser policía, desde mi punto de vista, es poder ayudar. Darle seguridad y protección a muchas personas que lo requieren" publicó Infobae.

Su remera bordó -con su nombre y apellido junto al rango que posee pegado al corazón- es la única prenda del uniforme que actualmente puede usar. 

"Estoy embarazada de 7 meses y desde noviembre dejé de salir a la calle para realizar tareas administrativas. Estoy a cargo del despliegue territorial, más precisamente del seguimiento del GPS de los móviles y celulares de los policías", indica en una de las oficinas de la Comisaría 9 de la Ciudad.

A partir de enero de 2017, la Policía Federal Argentina se fusionó con la Metropolitana para formar un solo cuerpo de alrededor de 21.000 efectivos. Juntos, son parte de la Policía de la Ciudad, a la que Sánchez pertenece. "Desde mis comienzos hasta aquí todo cambió mucho. Ahora las mujeres tienen más atención, y yo celebro que así sea. Recibimos personas que fueron víctimas de violencia de género y nuestro rol es mostrarnos fuertes para no demostrar que también nos pone mal", agrega.

El subcomisario Sergio Gutiérrez contó que "Mariana siempre se desempeñó muy bien, por eso estaba arriba del móvil. No son muchos los que suben a los móviles".

Sánchez tiene un hijo de seis años que todos los días la espera en Lomas de Zamora, barrio en el que vive junto a su familia. "Si me pongo a pensar todos los días en que no voy a llegar a mi casa sería peor. Todos los policías soñamos con ayudar y solucionar los problemas que se presentan, jamás en la posibilidad de perder la vida y nunca regresar. Mi hijo sabe que soy policía y me dice que de grande quiere ser policía".

"Si fuese por mí estaría en la calle, ayudando a la gente, a pesar de la panza y de la incomodidad. El objetivo es ayudar a todos, pero mi gran propósito es estar al lado de las mujeres, que ninguna sufra violencia de género. Yo creo que, si te gusta la profesión, no pensás en la cantidad de tiempo que tenés que estar en la calle", dice.

Sánchez, al igual que sus compañeros, no tiene miedo.  Asegura que trabajaría hasta el día anterior a la fecha de parto con tal de seguir ayudando. "Volver a manejar un móvil, con la justa lucidez de no quedar expuesta en un escenario que puede costarme la vida".

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último