Psicología

Padres emocionalmente abusivos: cuando las palabras y actitudes golpean duro

En varios casos son acciones inconscientes que a los niños, niñas y adolescentes les generan conflictos en la adultez. Cómo saber si no estás teniendo este tipo de conductas.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
24 de enero de 2022 | 22:53

(Eva Rodríguez) 

Históricamente, cuando se presentaban relaciones de padres e hijos conflictivas se ponía la lupa en los niños, niñas o adolescentes. Surgían las preguntas: ¿Qué pasará con mi hijo/a que tiene estas reacciones? ¿Por qué será así? ¿Qué problema tendrá?  

 La evolución de la psicología y la profundización en el estudio de la conducta y las relaciones sistémicas o intrafamiliares señala que, muchas veces, la conducta del niño, niña o adolescente es una reacción a la actitud de un adulto.

 El patrón general de los padres emocionalmente abusivos está regido por una serie de conductas, hábitos y respuestas que no tienen en cuenta las necesidades de los niños. Los adultos únicamente atienden sus propios deseos sin prestar atención a los de sus hijos.

 Esto no significa que no los abastezcan de necesidades básicas como ropa o alimento. Al contrario, a veces la carencia de contención afectiva es suplida con objetos. Aunque, por supuesto, eso no suple nada.

 

Los perfiles de padres o madres emocionalmente abusivos:

  •  Autoritarios y descalificadores: son los padres llamados “de la vieja escuela”, actúan desde el “yo te exijo”, “yo soy el superior y vos sos el que responde”. Generalemnte, ante esto, los niños adquieren una postura complaciente. Incluso de adultos conservan esa postura y buscan complacer pasando por alto sus propias necesidades, ya sea a a jefes, parejas, amigos.

 

  • Culpabilizadores: son los que usan el chantaje emocional “hacelo por mí; ¡te lo suplico, no me hagas esto!” Orientan a sus hijos a tomar decisiones en sus vidas respondiendo a las necesidades de los padres. Pero, además inculcando la idea de que “te lo pido porque es lo mejor para vos”. Como adultos, estos niños es probable que tengan problemas para crear vínculos estables ya que este tipo de relación, en los casos más extremos, funcionan como un núcleo difícil de romper. Este tipo de padres/ madres tienden a invadir la vida de pareja de sus hijos.

 

  • Intrusos y sobreprotectores: tienen problemas para aceptar el crecimiento de sus hijos. En lugar de acompañar en el desarrollo supervisan todo y hacen lo que le correspondería hacer al niño. No dan margen a que el niño se equivoque ni se frustre. Durante la adolescencia, critican y cuestionan todo. Estos niños, al llegar a la adultez, son inseguros para tomar decisiones y pueden convertirse en dependientes.

 

  • Competitivos: Instalan la lógica de que son amigos, comparten ropa, salidas, intereses, quien tiene mejor cuerpo o mejor estado físico. Generan fuertes problemas de autoestima y complejos de inferioridad porque quien tenía que contener, competía. Y muchas veces también el resultado de esta lógica es el de niños sobreadaptados, que actúan como adultos. Cumplen con todo y hacen más de los que se les pide.  En definitiva, alguien tiene que ser el adulto de la casa.

 

  • Minimizadores de emociones: en caso de los padres, él es el fuerte, negador de emociones, racional. Ningunean las emociones de los hijos, les restan importancia. “Que exagerado sos, siempre llorando por todo, no tenés derecho a quejarte, si seguís así te vamos a tener que internar” son frases típicas que dice. Esto le traslada culpa al niño o adolescente por sentir lo que siente. Se les enseña así que lo que ellos sienten no es importante, por ende, su propia persona no es importante. Estos niños se convierten en adultos con baja autoestima.

 

Los hijos de padres abusivos tienden a ser adultos inseguros, con autoestima baja, dependientes emocionalmente, culposos y complacientes, inestables emocionalmente, propensos a las enfermedades mentales y emocionales, y a ser víctimas de psicópatas al entablar relaciones con ellos.

 

Comportamientos y frases típicos de los padres emocionalmente abusivos:

 

   1    Con sus expresiones o acciones hacen que el niño o adolescente se sienta responsable de los sentimientos de la madre o el padre. “Mamá se puso muy triste porque no quisiste ir a tu clase de baile

   2    Los amenazan de abandono. “Si no te portas bien me voy a ir y no vuelvo

   3    No protege, no pone límites. “Hacé lo que quieras, después que se las arregle tu madre

   4    Invalida los sentimientos de los hijos. “No llores que no es nada

   5    No toleran las emociones negativas de los hijos. “Bueno, ya está, no llores que te van a salir arrugas

   7    Los responsabiliza de su malestar. “Por tu culpa estoy enferma" o los hacen sentir culpables de sus decisiones. "Te vas y yo me quedo acá solo…”

   8    Domina las conversaciones. “Callate que estoy hablando yo

   9    Rehúsa disculparse, "Los padres no pedimos disculpas porque siempre tenemos la razón".  

   11  Juzga o rechaza a los amigos de los hijos. "No son suficiente para vos, no me gusta, es una mala influencia”.

   12  Invade su privacidad. "Puedo leer tu diario porque soy tu madre”.

   13  Los subestima. "Que vas a saber vos si sos un niño…

   14  No muestra confianza en ellos. "Pagar la cuota es una pérdida de dinero porque no te sale bien

   15  Los “etiqueta”. "Gordito, negra, enano, genio, crack, master”.

   16  Los critica. "La verdad no me gusta para nada como te queda", "que feo pelo tenés", "sos un perdedor

   17  No les habla. Es lo que se denomina la “ley del hielo”. 

  

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último