😷 SIGAMOS CUIDÁNDONOS ENTRE TODOS 😀 #DISTANCIAMIENTOSOCIAL

Conspiraciones

La misteriosa caja blanca: un enigma que llevaba 55 años sin resolverse

Un leñador canadiense fue tratado de loco durante más de medio siglo pero el tiempo mostró que tenía razón.

Por Redacción ElNueve.com
3 de agosto de 2017 | 20:13

En 1962 David McPherson se encontró en el bosque una extraña caja blanca muy grande adornada con unas lentes, también enormes. ¿Qué era eso y de dónde provenía? McPherson tenía una teoría que en ese momento sonó como un delirio, pero 55 años después le han dado la razón.

El hombre, un leñador de de Lutes Mountain, Canadá, paseaba por una zona alejada de las rutas cuando miró al cielo y observó cómo caía con un paracaídas una caja blanca de 180 kilos. La caja tenía cámaras y con el tiempo se convirtió en un misterio, nadie le podía dar una explicación. Y el leñador sostuvo siempre la misma teoría, hasta su muerte.

David tuvo siempre la misma idea en la cabeza, pensó que, dada su forma y con aquellas lentes enormes y en el contexto de la época, la caja probablemente había sido lanzada por la CIA. Es más, el hecho de que los militares canadienses trataran de quitarle la caja antes de que él y su familia la dejaran voluntariamente, le hicieron aumentar las sospechas.

David McPherson murió hace 18 meses, jamás llegó a confirmar su teoría y murió sabiendo que había muchas personas que lo trataron de loco, porque siempre mantuvo la idea de que la CIA estaba detrás.

Los periódicos que lo entrevistaron contaban su versión, pero nadie daba por válida aquella loca historia de un leñador que se encuentra una caja espía.

Sin embargo, esta semana se ha resuelto el misterio. Su hijo, David McPherson Jr., ha comunicado a la prensa que su padre siempre tuvo razón desde el principio. Un último bloque de documentos desclasificados de la CIA revela que, aquel extraño artefacto caído del cielo, era parte de un programa de la agencia para enviar cámaras con globos y poder espiar a los soviéticos.

Es posible que la caja fuera desviada por alguna ráfaga de viento y luego se perdió, llegando finalmente hasta el bosque de Lutes Mountain.

“Ahora trato de mirar atrás y adivinar. Es posible que el ejército no tuviera otra opción, no podían decirnos qué era realmente” aseguró el hijo del leñador a a cadena CBC.

En realidad, la CBC ha sido parte fundamental para resolver el misterio. Un artículo que recordaba la historia de la caja y McPherson padre, llevó a la familia hasta la web de la CIA para investigar si existían documentos desclasificados.

Por cierto, dichos documentos también revelan que la caja era parte muy probable del proyecto Genetrix, un programa que comenzó bajo el mandato del presidente Eisenhower utilizando globos para vigilar a Rusia y China.

No está claro dónde está ahora la caja, tal vez en un almacén del gobierno en algún lugar, pero para los McPhersons supone un alivio. Su padre siempre tuvo razón.

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último