Ciberataques

La mayor droga del Siglo XXI: la adicción a las redes sociales

Hoy en día, cualquier persona puede ser víctima de un ciberataque, y para no caer en esto, es necesario conocer la forma en la que actúan estos ciberdelincuentes y cómo es posible evitar estas estafas. En esta nota, te contamos todos los detalles.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
25 de abril de 2022 | 16:56

La tecnología, para los millenials, es parte de su vida cotidiana desde sus primeros años de edad. Han nacido y se han criado con, al menos, un dispositivo electrónico al alcance de la mano, por lo que, el uso de nuevas tecnologías no es una práctica complicada a la que es preciso adaptarse, sino que, resulta imprescindible para su existencia. 

La red se convirtió en el espacio propicio para el nacimiento y proliferación de las redes sociales, para algunos “la nueva moda, y para otros la revolución que trastocó los medios de comunicación”, sea cual sea nuestra postura, las redes sociales vinieron a quedarse y a modificar la vida cotidiana. Pero... en varias ocasiones, estas pueden generar novedosas oportunidades delictivas, convirtiéndonos en una presa fácil de atacar. Considerando como una de sus mayores atracciones, el anonimato. 

Las horas que un adolescente le dedica a las Tecnologías de la Información y la Comunicación han aumentado en los últimos años, como, también la posibilidad de hacerlo sin supervisión por parte de un adulto. A pesar de los diversos usos que otorgan las redes sociales, hay que tener cuidado si se hace un uso excesivo de ellas, ya que muchas veces, los jóvenes no son controlados por sus familiares, y allí es donde se desencadenan los peligros existentes en la red. 

Según datos recopilados de una encuesta que realizó UNICEF, 9 de cada 10 chicos ingresan a internet a través del celular. El 50% de los adolescentes experimentó una situación negativa en internet. El 43% se encontró personalmente con alguien que había conocido por Internet, el 40% suele publicar o ha publicado su localización en las redes sociales, el 25% se contactó con personas que no conocía y el 14% dio su número de teléfono o dirección a un desconocido. 

En este amplio mundo del ciberespacio, si abusamos de internet, nos podemos topar con sujetos malintencionados, que quieran hacernos algún daño. Como los ciberdelincuentes, que utilizan las redes sociales para robar información personal y estafar. Pero... también se encuentran los hackers, personas que con grandes conocimientos de informática se dedican a acceder ilegalmente a sistemas informáticos ajenos y a manipularlos, incluso, algunos diseñan virus informáticos
muy perjudiciales. Algo muy frecuente que suelen realizar es el robo de contraseñas, mails y la información personal. 

La consultora BTR Consulting, especializada en ciberseguridad, afirmó que las plataformas más afectadas son Instagram, Tinder y Linkedin, mediante el tipo de estafa denominado phishing. ¿Qué significa esto? Cuando el estafador se hace pasar por algo o alguien que no es. Lo que suelen hacer, por lo general, es tomar una marca reconocida, en las redes, y así, enviarles un mensaje de texto o mail a los usuarios.

Siempre y cuando, con alguna oferta atractiva, que los invita a abrirlo. Así, el link traslada a la víctima hacia una página falsa con un logo reconocido, en donde le solicitan un inicio de sesión, ingresando el nombre y contraseña, para que le permita acceder a los datos personales y robar toda la información.  

En Instagram, la forma de actuar de estos sujetos, es recibir el mensaje de un contacto asegurando “creo que apareces en este video, ¿sos vos?”, en donde, sin lugar a dudas, no se debe hacer clic en el enlace porque es una estafa. El link dirige a un sitio falso que solicita datos de inicio de sesión de Instagram que posibilita el control de la cuenta y robo de identidad.

Es de suma importancia, denunciar de forma inmediata, a estas cuentas fraudulentas, para que sean eliminadas de la red rápidamente.

Como es en el caso de la app de citas, Tinder, y el portal de empleos, Linkedin, los estafadores difunden enlaces a sitios web fraudulentos para adultos con correos electrónicos que se hacen pasar por las marcas de gran presencia en el mercado. En general lo hacen con los siguientes mensajes “¡Matched en Tinder!” y “Apareciste en 5 búsquedas esta semana”.

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) de España, los ciberatacantes quieren que sus víctimas den clic en sus enlaces maliciosos a toda costa, por eso, en muchas ocasiones, son cuentas falsas que publican concursos y promociones irresistibles. Así como los enlaces que conducen a páginas de encuestas online que ofrecen regalos a cambio de completar un cuestionario, que luego de hacerlo, solicita ingresar los detalles de la tarjeta de crédito. De este modo los ciberdelincuentes registrarán todos los datos brindados en sus páginas falsas, que más tarde les permitirá ingresar a la cuenta bancaria o robar la tarjeta de crédito o identidad sin mucha dificultad.

Tú te estarás preguntado...  ¿Es posible evitar estos ciberdelitos? Claro que sí, y acá te damos algunos consejos para que no caigas en esta trampa: 

  • No confiar en regalos o premios, ni en mensajes relacionados por WhatsApp
  • No brindar jamás datos personales, tampoco usuario, contraseña, número de cuentas bancarias o de tarjeta de crédito
  • Observar la URL de la página web, verificar si es un sitio oficial o un clon
  • Desconfiar, aunque sea enviado por conocidos
  • No clickear enlaces o archivos adjuntos de fuentes desconocidas

Existe una necesidad constante de querer publicar todo lo que hacemos, pero hay que considerar que estas plataformas nos abren paso al gran mundo
virtual en el que una vez que algo fue publicado, ya deja de pertenecer al ámbito privado, y pasa a ser público. 

Lo cierto es que hemos permitido que las redes sociales se infiltren en nuestras vidas y mentes sin tener en cuenta los costos. Nos convertimos en adictos a nuestros teléfonos, con la necesidad de estar permanentemente conectados todo el tiempo. Según lo que establece Ariel Benedetti, nuestros teléfonos inteligentes son posiblemente la mayor adicción a las drogas del siglo XXI. 

Fuente: Por Nicole Neme

Viral +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último