😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Muy raro

Conocé la historia de la nena que no puede ser peinada

la pequeña Jaili nació con una extraña condición genética que hace que su cabello no se aplane ni se junte.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
29 de octubre de 2017 | 19:18

Cuando un bebé nace, las especulaciones en torno al cabello suelen ser de lo más divertidas. ¿Será liso o rizado? ¿Será del mismo color que el de la mamá o lo tendrá como papá? ¿Se mantendrá de esa forma o cambiará a medida que el niño crezca?

Pero si existe un cabello con el que nadie jamás pudo haber acertado, ese sería el de Jaili Lamb, una pequeña de 2 años que nació con una extraña condición genética que la hace lucir como el científico alemán Albert Einstein.

La familia de la pequeña Jaili, de Arkansas, Estados Unidos, cuenta que lo han intentado todo para domar su alocado cabello: desde horas y horas de cepillado hasta cientos de dolares invertidos en productos para suavizarlo.

Desconcertada ante la imposibilidad de aplacar el frizz del cabello de su hija, Sara Lamb comenzó a buscar en internet sobre casos parecidos al de Jaili. Fue así como dio con unos gemelos que sufrían del síndrome del cabello impeinable, una condición hereditaria sumamente extraña que produce que las hebras de cabello se levanten desde la raíz y no se aplanen ni se junten.

Sospechando, entonces, que este era el motivo por cual el cabello de su hija es tan indomable, Sara Lamb y su esposo mandaron muestras de su ADN a la Universidad de Bonn.

Los resultados arrojaron que, en efecto, Sara porta uno de los 3 genes conocidos por producir el síndrome del cabello impeinable. Ahora esta aliviada mamá acepta felizmente que el pelo de su hija es imposible de controlar: “es muy extraño, pero me encanta”, comenta.

Andrew Messenger, profesor de dermatología en la Universidad de Sheffield explica que esta es una condición hereditaria. “Estudios recientes realizados en Alemania demostraron que el síndrome del cabello impeinable es causado por una mutación en alguno de los 3 genes encargados de producir las proteínas para el cabello“.

Sara explica que, de pequeñita, Jaili tenía el pelo típico de bebé, pero luego lo mudó y comenzó a crecerle su característico cabello alocado. “Pensamos que solo era un poco rebelde y que terminaría siendo muy rizado, pero resultó en esta peculiar textura”.

Al principio, el cabello de Jaili era tan quebradizo, que Sara llegó a pensar que se debía a que algo estaba mal con su dieta y, consecuentemente, con ella misma, pues la pequeña se alimentó de leche materna hasta que cumplió los 2 años.

“Peinarla lo empeora todo, es como con el cabello rizado, se acentúa el frizz y se levanta aún más”, señaló.

El cabello de Jaili jamás pasa desapercibido. “No podemos ir a ningún sitio sin que al menos 3 personas se acerquen a comentarnos algo”, cuenta Sara, “Normalmente, suelen decirnos cosas como ‘Dios mío, qué hermoso su cabello, es una niña adorable”.

No obstante, la familia Lamb también ha debido lidiar con comentarios negativos de personas que los acusan de ser los culpables de la condición de su hija. Así, una simple ida al automercado puede terminar en una experiencia muy desagradable.

Me he encontrado con gente que me regaña por haberle quemado el cabello a mi hija al aplicarle productos químicos”, comunicó.

 Hasta el momento, no se ha encontrado una cura para el síndrome de cabello impeinable, tampoco un tratamiento que lo alivie. Sin embargo, se ha comprobado que mejora notablemente cuando el paciente llega a la pubertad.

 Mientras tanto, Jaili seguirá robándose las miradas de todos con su extraordinario y rebelde cabello, que además es tan blanco, que refleja la luz.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último