¡CUIDATE! 😷 ↔️ 😷

Neuquén

La conmovedora historia de una pareja gay que adoptó a tres adolescentes

Adrián y Fabio, oriundos de Neuquén, contaron el proceso que vivieron para convertirse en papás en 2015.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
26 de abril de 2018 | 07:30

Adrián Urrutia y Fabio Bringas se casaron después de la Ley de Matrimonio Igualitario. Tiempo después, decidieron agrandar su familia y adoptar a tres hermanos adolescentes que vivían en un hogar de la provincia de Buenos Aires, en Luján.

Los hermanos habían sido abandonados por sus respectivos padres y hacía 7 años vivían en dicho establecimiento.

Después de tomar la decisión se anotaron en el registro de Neuquén, donde viven, para iniciar el proceso de adopción. Al contar su historia, relataron que al principio ni siquiera les devolvían los mails. Hasta que aparecieron ellos, tres hermanos adolescentes y la posibilidad de que empiecen a formar parte de su familia, para iniciar juntos una nueva vida.

Dicen que hubo miedo, incertidumbre y que estuvieron a punta de no entrar al registro. Pero el amor y el deseo de ser padres fue más grande. “Vos querés ser papá, de ese acto sale lo maravilloso de adoptar un niño, y que ese niño te adopte a vos y ahí te quedás sin palabras”.

En diálogo con el sitio TN, contaron cómo vivieron el momento de la adopción, el día que conocieron a Cynthia, Mariana y Diego, de 16, 14 y 12 años. “Estábamos conmocionados porque nos contaron que ellos (los chicos) ya sabían que estaba la posibilidad de ser adoptados por dos papás de Neuquén. Nos preguntaron si no teníamos problema en conocerlos. En realidad, conocerlas porque Cynthia y Mariana estaban de acuerdo y habían estado hablando con la trabajadora social sobre la posibilidad de vincularse. Nuestro hijo, Diego, dijo 'yo paso, yo no quiero'. Nos juntamos los cuatro, con las nenas. Recuerdo cuando íbamos entrando a la oficina: los pasillos se hacían eternos. Nos vimos, nos dijimos dos palabras, nos abrazamos y nos largamos a llorar los 6, la directora, y la trabajadora social, también", recordaron.

Así empezó el proceso de vinculación, del que finalmente participaron los tres hermanos. Durante tres meses fueron todos los fines de semana a Buenos Aires. Hasta que el 3 de octubre de 2015 viajaron todos juntos a Neuquén. Adrián recuerda ahora el día que Diego les dijo que era su primer almuerzo en familia y que no se lo iba a olvidar nunca. También recuerda cuando Mariana le dijo "pellizcame, papá. Es mi primera Navidad en familia". Y así, poco a poco, a todos se les cumplió el sueño. "Ellos, toda la vida, soñaron con tener una familia y a nosotros nos cambiaron la vida por completo”, contaron emocionados.

Fuente: Telefé Noticias

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último