Mendoza

"Esto parece un diálogo de sordos", irónico y desatinado comentario de un juez del Próvolo

Rafael Escot hizo varios comentarios hirientes y polémicos. Pidieron que lo consideren incapaz para desarrollar la tarea.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
17 de agosto de 2022 | 23:04

Se desarrolla en la provincia el segundo megajuicio por los abusos sexuales cometidos en el Instituto Próvolo contra menores hipoacúsicos que estudiaban en el lugar. Inició el 3 de mayo de 2021 y las imputadas son las monjas Kosaka Kumiko y Asunción Martínez, la representante legal Graciela Pascual y las empleadas Edith Pinacca, Cristina Leguiza, Valeska Quintana, Laura Gaetan, Cecilia Raffo y Noemí Paz.

Esta semana, una víctima, que actualmente tiene 38 años, estaba declarando y el juez Rafael Escot hizo una serie de comentarios desafortunados y desubicados. Es por eso que el fiscal pidió su recusación, esto es, no considerarlo capaz para desarrollar la tarea. La decisión se conocerá este jueves. 

Este testigo está en Salta y declaró mediante videoconfernecia. Cuando empezó a declarar, avisó -mediante lenguaje de señas- que no veía a la intérprete de Mendoza por el reflejo de la cámara. Pidieron que se bajara la luz de la sala para que la víctima pudiera declarar tranquila.

Escot criticó la medida y dijo: "Estoy incómodo, me hace sombra mi propia mano".

Cuando dejaron conforme al juez con la iluminación de la sala, continuó la declaración. Le preguntaron a la víctima con quién vivía y comenzó a contar cómo llegó al Próvolo. Antes de que alcanzara a terminar de hablar, Escot lo interrumpió.

"Que conteste lo que se le preguntó", dijo Escot. 

Se generó una discusión en la sala entre la presidenta del Tribunal, Belén Salido, y el juez. La mujer le pidió tolerancia, ya que se trataba de una persona hipoacúsica, que estaba declarando en una causa de la cual es víctima, lo que reaviva el dolor. 

La respuesta de Escot fue: 

"No es falta de tolerancia, es falta de criterio. Se le preguntó con quién vivía en Salta. Si no sabe contestar no se puede hacer un diálogo. Es un diálogo de sordos".

El jefe de la Unidad Fiscal de Delitos Sexuales, Alejandro Iturbide, pidió la recusación de este hombre y dijo: "Constituye una expresión que debería evitarse a todas luces, justamente tratándose de un juicio donde la mayoría de los principales testigos son sordos o hipoacúsicos".


Viral +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último