😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Desagradable

Construyó un arma para "atacar" con materia fecal la casa de su mejor amigo

Un hecho inverosímil; juntó por dos meses sus heces para llevar a cabo su macabro plan.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
31 de mayo de 2018 | 14:44

Un hombre se tomó en serio el dicho popular “la venganza se sirve en un plato frío” y esperó dos años y medio para desquitarse con el que fue su mejor amigo de una manera realmente asquerosa. Ocurrió en Inglaterra.

Geoffrey Holroyd-Doveton, de 75 años, se había separado de su esposa 30 meses atrás, y aseguraba que Donald Wicks le había “arruinado su vida” porque había “contribuido a la ruptura de su matrimonio”, indica el portal británico Metro.

Por su puesto la amistad se arruinó y no se vieron más. Sin embargo, Geoffrey nunca olvidó lo ocurrido y se tomó su tiempo para tomar represalias. Según la fiscal Lesla Small, el anciano juntó durante 60 días sus propias heces en un balde y armó una bomba casera para “atentar” contra la casa de Donald.

Mientras su ex amigo se encontraba de vacaciones, Geoffrey tomó su auto, condujo durante la noche para llegar a la vivienda de Donald y logró meter la bomba dentro de la casa por la rendija donde se reciben las cartas.

Ahí la accionó y comenzó a rociar excrementos por todo el interior de la vivienda. La puerta, las escaleras, el pasillo y hasta una pared en el fondo quedaron impregnadas con materia fecal.

El plan de Geoffrey fue descubierto por una cámara de seguridad que registró su accionar. Debido a ello optó por declararse culpable ante la Corte. El sujeto fue sentenciado a 80 horas de trabajo comunitario, a pagar más de 5 mil dólares para reparar la casa y, además, se emitió una orden de restricción.

Donald dijo ante el Tribunal que la venganza fue “despreciable y repugnante”, y aseguró que el hecho lo había puesto muy ansioso por lo que le costaba dormir, ya que sintió que su espacio personal y su casa “habían sido invadidos”.

Por su parte, uno de los magistrados dijo que la vendetta fue una “ofensa bastante horrible” y que era una de las cosas más tremendas que había visto en sus 30 años de trabajo.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último