🚗🚦Paso Cristo Redentor habilitado 🚦🚗

#Viral

Video: comió berros crudos y se le infectó el hígado de gusanos

El hombre fue a un hospital porque estaba "decaído". Los médicos investigaron y comprobaron una falla hepática. Luego se sorprendieron, al conocer que causaba ese mal funcionamiento.

8 de noviembre de 2019 | 16:48

Un video tomado por un equipo de medicinamuestra como gusanos parásitos se retuercen en el hígado de un hombre. Luego de investigar, los médicos señalaron que los ingestó después de comer berros crudos en México.

La presencia de estos parásitos, le había causado a este hombre (no se reveló la identidad) una hemorragia grave en el hígado, lo que le provocó una anemia grave.

Los médicos estiman que esta persona de 40 años contrajo la enfermedad del hígado después de haber comido berros crudos en una granja.

¿Cómo descubrieron el caso?

El paciente fue llevado a urgencias con fatiga. El hombre señaló que desde hacía 3 meses se sentía cada vez peor.

Según señaló el diario británico DailyMail, el paciente señaló que recientemente se había mudado a Los Ángeles desde México, donde trabajaba en una granja y comía regularmente berros crudos.

Los médicos, le hicieron pruebas al adormecido paciente después de notar que tenía la lengua, la boca y los labios pálidos.

Descubrieron que tenía anemia severa, una insuficiencia de glóbulos rojos sanos para llevar el oxígeno requerido a los tejidos de su cuerpo.

Un ultrasonido del abdomen reveló que sus conductos biliares, que transportan la bilis desde el hígado hasta el intestino, estaban parcialmente bloqueados.

Una endoscopia realizada para averiguar qué estaba causando la obstrucción reveló grandes gusanos planos (Platelmintos) que se retorcían en su hígado.

Los gusanos parásitos fueron extraídos e identificados por los médicos como una plaga hepática común, conocida médicamente como Fasciola hepática.

Estos gusanos infectan a los huéspedes mediante el consumo de pescado y berros de agua dulce contaminados, crudos o mal cocidos.

Después de que las criaturas han sido ingeridas, viajan desde los intestinos hasta los conductos biliares en el hígado, donde luego viven y se reproducen.

El paciente sufrió una hemorragia interna que le provocó anemia debido al gran número de lombrices que pasaron por su hígado después de eclosionar.

El paciente pasó por una transfusión de sangre y un tratamiento con triclabendazol, un medicamento utilizado específicamente para matar a los parásitos. No está claro cuántos gusanos había en su cuerpo.

En un mes, los síntomas del paciente desaparecieron. 

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último