🚗🚦Paso Cristo Redentor habilitado 🚦🚗

De película

Un policía secuestró a una embarazada para llegar al hospital

Esta locura ocurrió en Mar del Plata, y además el efectivo baleó a dos autos. Todo lo hizo para trasladar a su sobrina que sufría convulsiones.

24 de junio de 2017 | 15:38

Este extraño suceso tuvo lugar en la ciudad de Mar del Plata el pasado jueves. Un policía, que quería llegar rápidamente al hospital porque su sobrina tenía convulsiones, secuestró a una embarazada, baleó dos autos y tiró tiros al aire.

De acuerdo con lo que publica el diario local La Capital, el efectivo que cumple funciones en la localidad de Ayacucho, había llegado a Mar del Plata a visitar a su hermana y en esas circunstancias se produjo la emergencia en la que, según fuentes judiciales, “perdió absolutamente la cabeza y aún no es entendible cómo no provocó una tragedia”.

Todo comenzó en la vivienda de la hermana del efectivo, ubicada en Bosch y Carasa, cuando la sobrina de tres años comenzó a convulsionar. En ese momento, el policía que andaba a pie intentó detener algún vehículo para socorrer a la pequeña, pero nadie frenó.

Entonces, apremiado por las circunstancias, extrajo su arma reglamentaria y apuntó al primer vehículo que pasó, un Peugeot 208 que tenía como conductora a una mujer en estado de embarazo.

Según trascendió, el policía quiso hacer bajar a la mujer, pero al negarse ésta, llamó a su hermana y la hizo subir en el asiento trasero, donde además iban otros cuatro menores. El efectivo ocupó el lugar de acompañante y ordenó a la embarazada a dirigirse a toda velocidad hacia el hospital Materno Infantil.

En el camino baleó a un auto y tiró tiros al aire para que abrieran el tránsito para llegar más rápido. Poco después fue detenido por la policía, y los patrulleros escoltaron al auto hasta el hospital.

Este periplo duró unas 30 cuadras y por suerte nadie salió herido. La embarazada se desmayó al llegar al nosocomio y fue asistida. Como también lo fue la menor.

El fiscal de turno Fernando Castro, una vez conocido el caso, se dirigió al hospital donde ordenó la detención del efectivo y se lo acusó de “privación ilegal de la libertad triplemente agravada y abuso de arma”. 

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último