😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Insensible

Tenía que cuidar a una perrita pero la quemó con agua caliente y metió en un freezer

La pequeña perra Yorkshire terminó gravemente herida pero el joven asegura que sólo estaba "jugando" con el animal.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
27 de diciembre de 2017 | 19:05

Bitty Boo, una pequeña perra Yorkie de apenas 1,5 kilos, fue foco de un abuso terrible mientras era cuidado por un amigo de su dueña.

Justice for Bitty Boo! se llama la campaña en Gofundme para juntar fondos, pero no para la atención médica del perrito, sino para contratar un abogado.

Según denuncia, la perrita fue quemada con agua caliente y puesta dentro de un freezer, causándole daño en su piel, principalmente en la cabeza y en sus ojos.

“¡Mi Yorkie de 1,5kg fue quemada con agua caliente y metida en un freezer! Estoy pidiendo ayuda para conseguir un abogado que me asegure que no se salga con la suya! Hasta ahora, tuve que faltar 3 días al trabajo para estar con ella y la cuenta en el veterinario se hace cada vez más grande. Por favor ayúdame. ¡Es tan dulce y no se merece esto!”.

El agresor se llama Samuel Smith, tiene 24 años y vive en West Monroe, Lousiana, Estados Unidos, y fue arrestado el pasado 14 de diciembre por crueldad animal agravada.

El reporte de la Policía, los oficiales hablaron con la dueña de la víctima que asegura que dejó su Yorkshire Terrier al cuidado de su amigo, Samuel Smith, en su propia casa el pasado 13 de diciembre.

La mujer asegura que recibió un llamado de Smith cerca de las 9 de la mañana en la que le dijo que el perro se había escapado del departamento sin que se diera cuenta y que había vuelto con  heridas en su cara.

Cuando volvió a su casa, vio que la perra tenía severas heridas en su cara y cabeza, donde le faltaba el pelaje. Además tenía los ojos hinchados y heridos.

Inmediatamente la llevó al veterinario para que la atendiera. Según los profesionales, es posible que el daño en sus ojos sea permanente.

Después la joven descubrió un detalle macabro: su heladera tenía gotas de sangre y pelos de su perra.

El 14 de diciembre, los oficiales fueron a entrevistarse con Smith, que admitió haberle lanzado agua caliente a la perra en el baño y que luego la colocó en una de las bandejas del refrigerador por unos 30 segundos.

Dijo que no le gustaba la perra, pero que no había tenido la intención de mutilarla, que sólo estaba “jugando” con ella cuando se lastimó.

El joven ha sido acusado con crueldad animal agravada en el Centro de Correccional de Ouachita y su fianza es de 5.000 dólares.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último