¡CUIDATE! 😷 ↔️ 😷

Familia asesinada

Se dio a conocer la mecánica del triple crimen de Guaymallén

El caso que enlutó a Mendoza sigue aportando datos.

14 de febrero de 2018 | 08:35

En el día de ayer se conocía la terrible noticia de un incendio en una vivienda del barrio Escorihuela, en Guaymallén. En el hecho fueron hallados los cuerpos sin vida de dos mujeres y un menor que, en un primer momento se estimaba habían muerto por la inhalación de monóxido de carbono, pero luego de las pericias se descubrió que fueron ultimados por un hombre con doble identidad pareja de una de las mujeres asesinadas.

El resultado preliminar de la necropsia realizada por el Cuerpo Médico Forense a las víctimas de esta masacre arrojó como datos que los tres fueron fuertemente atacados con un elemento contundente, probablemente terminado en punta. Cabe destacar que no pudo hallarse ningún objeto de estas características en la zona del crimen, los investigadores descartan que se halla usado alguna arma blanca.

La familia, compuesta por María Soledad Bueno (25), su hijo Lautaro Valentino Vega (6) y su madre Mónica Outeda (51), vivían en la calle Barcelona al 200 de Guaymallén desde hace poco tiempo y hace tan solo 4 meses José Patricio Molina (39), se había ido a vivir al lugar junto a su pareja, la mujer más joven.  Este hombre, remisero, tenía una doble identidad, se hacía llamar José Giménez y ya tenía en su prontuario denuncias por violencia de género.  

“Me mandé una cagada … maté a tres personas”, fue el mensaje vía WhatsApp con el que Molina reconoció el crimen antes de quitarse la vida ahorcándose en el patio de la casa de su hermana, en el barrio Colonia Bombal.

Los cuerpos presentaban múltiples golpes, siendo el más lastimado el de Mónica Outeda, suegra del asesino. Mostraba heridas en diferentes sectores, la principal en la base del cráneo y otros traumatismos en la cabeza, fractura de brazo derecho y golpes en el tórax.

La pareja de Molina e hija de Outeda, tenía lesiones en la cabeza y tórax. El menor de 6 años presentaba heridas en su cuello; murió por estrangulamiento además presentaba golpes en su pecho y cabeza.

El dato que aún están en proceso de investigación es el horario exacto de la muerte. En cuanto al autor de esta masacre, se confirmó que murió por asfixia (ahorcamiento), si bien llegó al hospital con signos vitales, no sobrevivió.

Asimismo, en el Noticiero central de Canal 9 Televida, la Doctora Claudia Ríos, Fiscal de Homicidios a cargo de la investigación y Érica Becerra, ayudante Fiscal de la Oficina 19, detallaron como fue el operativo realizado durante la dolorosa jornada de ayer.

Según dijo Becerra, manejaban datos muy concretos pues se conocía la información del incendio en el domicilio y que en su interior había dos mujeres sin vida. Pero, al llegar a la escena la situación mutó sorprendentemente.

Una vez en el barrio Escorihuela “los vecinos estaban consternadas. Se sofocó el incendio y se recopiló información”, aseveró la ayudante. También agrego que las pruebas levantadas en el lugar brindaron datos reveladores con el correr de las horas. También destacó que la mecánica de los hechos está aún por determinarse.

Por su parte, la doctora afirmó que se manejaba una información y luego de reconocer las lesiones en los cuerpos, la investigación tomó otro rumbo. Los datos que permitieron avanzar con el proceso fueron las llamadas de los vecinos quienes denunciaron escuchar discusiones en el interior de la vivienda pasadas las 00 horas del martes 13. En las comunicaciones recibidas por el 911 se advirtió oír una voz masculina en el lugar, pero, al llegar a la casa incendiada solo se encontró el cuerpo de dos mujeres y un niño.

Esto fue un dato por demás útil para avanza en la causa. Luego del trabajo conjunto de las fuerzas que participaron con gran celeridad se logró tener el nombre del principal sospechoso, quien según parece, manejaba una doble identidad. También se pudo dar con los datos del vehículo que conducía el sujeto. 

Un antecedente que aporta la fiscal es que el contacto que mantuvo el asesino con su ex pareja -quien había realizado una denuncia por violencia de género en el 2017- , fue muy importante para afirmar que estaban frente al autor del triple crimen.

Cabe destacar que la acción penal se extingue por el fallecimiento del imputado, pero aún se debe determinar cómo ha sido el mecanismo del hecho.

Para cerrar, la fiscal refirió sobre las denuncias ante los casos de violencia de género afirmando que la población debe saber que hay diferentes mecanismos para denunciar estas situaciones de violencia, es importante alertar estos hechos porque así podemos evitar una tragedia.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último