❄️❄️El Paso Cristo Redentor está cerrado por malas condiciones climáticas❄️❄️

Historia Argentina

¿Quién fue Martín Miguel Güemes?

El 17 de junio se conmemora la muerte de este prócer que fue fundamental para la independencia argentina.

14 de junio de 2019 | 17:43

En el 2015 se incorporó el 17 de junio al calendario de feriados nacionales, mediante la Ley 27.258, para honrar a un héroe de la independencia nacional, Martín Miguel Güemes. Pero poco se conoce sobre este heroico prócer nacido en Salta.

Lideró la guerra contra los realistas y acaudilló las tropas gauchas de Salta y Jujuy que contuvieron el avance de los ejércitos del Virreinato del Perú.

Fue un gran apoyo para el General Don José de San Martín: la labor de Gúemes en las provincias del Norte le permitió al Libertador formar el Ejército de los Andes para liberar Chile. Además fue gobernador de Salta.

Biografía de un héroe nacional

Martín Miguel Juan de Mata Güemes Montero de Goyechea y la Corte nació en Salta el 8 de febrero de 1785 y falleció en esa misma provincia, en Cañada de la Horqueta, el 17 de junio de 1821, tras llevar una vida repleta de hazañas y polémicas que lo convirtieron en héroe nacional.

De padre español y madre jujeña (aunque de orígenes europeos), este militar y político, cumplió un papel fundamental en la Guerra de la Independencia, que se desarrolló desde 1810 a 1825, proceso convirtió a nuestro territorio en República.

A los 14 años comenzó su carrera militar en su provincia natal, pero en 1805 fue enviado a Buenos Aires y participó de la defensa de la Ciudad durante las invasiones inglesas, siendo fundamental en la Reconquista de Buenos Aires, pues abordó a caballo un buque que había encallado en el Río de La Plata y lo capturó, siendo una de las pocas veces que un buque de guerra fue capturado por la caballería.

Con el estallido de la Revolución de Mayo en 1810, lo enviaron a la Primera expedición auxiliadora al Alto Perú, donde fue parte decisiva de la batalla de Suipacha, el único triunfo patriota durante esta expedición. Pero además durante esos años lideró batallas y ayudó a lograr los objetivos del general Juan Martín de Pueyrredón y de Eustoquio Díaz Vélez.

Guerra Gaucha

Pero sin duda su mayor participación en la denominada Guerra Gaucha logró consagrarlo como un militar excepcional y héroe nacional.

Se llamó Guerra Gaucha a la serie de batallas y peleas que se realizaron en el Noroeste argentino contra los ejércitos realistas por la Guerra de la Independencia. Güemes comandó a los gauchos argentinos que lucharon casi a diario con valentía y sin pausa por casi 9 años, ayudados por los pobladores del norte, Salta, Jujuy y Tarija, que en ese momento formaba parte del Virreinato del Río de la Plata.

Güemes fue fundamental en la campaña del General Don José de San Martín, y los ejércitos realistas lo consideraban una verdadera pesadilla.

Felipe Pigna cuenta así esa etapa del héroe salteño:

“El 3 de agosto de 1814 las tropas al mando de Güemes obligaron al jefe realista Joaquín de la Pezuela a evacuar Salta y ponerse en retirada hacia el Alto Perú. En su desesperación, los invasores fueron abandonando su parque, que fue capturado por los gauchos conocidos como 'los infernales', no sólo por el color rojo de sus ponchos.

Al año siguiente lograron madrugar al ejército enemigo y derrotarlo en el Puesto del Marqués el 14 de abril de 1815. El saldo fue un tanto desparejo: los invasores sufrieron 120 muertos y 122 prisioneros; los nuestros, dos heridos.

El triunfo de Puesto del Marqués aumentó el prestigio de Güemes en Salta. El 6 de mayo de aquel año 15, el Cabildo local lo designó gobernador de la provincia. Gracias a su experiencia militar, se puso al frente de la resistencia a los realistas, organizando al pueblo de Salta y militarizando la provincia para frenar a los ejércitos del rey.

Pronto comprendió que tendría que arreglárselas solo para cumplirle al único jefe que reconocía: Don José de San Martín, quien tendrá permanentes expresiones de elogio y gratitud para con Güemes y sus gauchos. Su vital tarea de contención y distracción de las tropas españolas resultó imprescindible para encarar el cruce de los Andes y desarrollar con éxito la campaña libertadora”.

Últimos días de Güemes

Pero sus enemigos no se olvidarían tan pronto de Güemes, quien como gobernador subió los impuestos a los más ricos, y a los derrotados les cambió la cárcel por fuertes multas en efectivo.

Los españoles, comandados por José María Valdés, un coronel salteño traidor, ocuparon Salta el 7 de junio de 1821. Güemes se escondió en la casa de su hermana Magadalena, más conocida como “Macacha”, quien había sido su fiel compañera en la lucha por la libertad argentina.

Sin embargo, lo encontraron y, aunque intentó escapar a caballo, recibió un balazo en la espalda. Malherido, llegó a un campamento gaucho con la intención de recuperar Salta, pero su salud le impidió ser parte de la batalla.

En Cañada de la Horqueta pasó los últimos 10 días de su vida, rechazando los médicos y remedios que los traidores le trataron de hacer llegar a cambio de su rendición.

Finalmente, el 17 de junio, los gauchos y pobres del Norte Argentino lloraban a su héroe y concurrieron en masa a su entierro en la Capilla de Chamical.    

En su honor, 10 días después, sus hombres recuperaron Salta y echaron a los realistas para siempre del territorio nacional.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último