CLIMA ASTROLÓGICO 🤍 CLARIDAD PASIONAL

Todo por amor

Princesa japonesa renunció a su corona para casarse con un plebeyo

Eligió casarse con un hombre que le presentó su madre en diciembre pasado.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
30 de octubre de 2018 | 09:18

La princesa de Japón, Ayako, ahora es una mujer casada, y ya no es parte de la realeza, pues la joven de 28 años renunció a su estatus real para casarse con un plebeyo.

La ceremonia se realizó el lunes por la mañana en el histórico Santuario Meiji de Tokio, y concurrió un pequeño grupo de 30 familiares, según informó la prensa local.

El novio, Kei Moriya, de 32 años, es un ejecutivo naviero y la princesa lo conoció gracias a su madre, la princesa Hisako, quien los presentó en diciembre pasado.

El flechazo fue casi instantáneo, y el pasado 12 de agosto se comprometió en una ceremonia tradicional en la corte.

Bajos Ley de la Casa Imperial, las mujeres que se casan con un plebeyo pierden su estatus real, no así los hombres, que mantienen sus privilegios.

Ayako, que vestía un kimono de corte tradicional y una falda hakama, e utilizó un peinado con el estilo antiguo "osuberakashi" para mujeres nobles, habló a los periodistas después de la ceremonia para expresar su alegría.

Qué feliz estoy de que tantas personas hayan celebrado (nuestro matrimonio). Queremos esforzarnos para convertirnos en una pareja como mi madre y mi padre", aseguró la mujer.

Además aseguró que su difunto padre, el Príncipe Takamado (primo del actual Emperador Akihito) murió en 2002, "se habría regocijado con mi matrimonio” y contó que el sombrero de copa que Moriya usó para la ceremonia pertenecía a su progenitor.

Por su parte el novio también habló con la prensa: "Quiero apoyarla firmemente y tomar las manos para mirar hacia adelante y construir una familia llena de sonrisas".

La familia real ahora cuenta con solo 17 miembros, de los cuales 11 son mujeres, y la sucesión, así como la capacidad de la dinastía para gestionar funciones oficiales, patrocinio y apariciones públicas, se han convertido en una preocupación.

Además, la nieta mayor del emperador, la princesa Mako, también está comprometida para casarse con un plebeyo, aunque su boda se pospuso el año pasado hasta 2020 por "falta de preparación".

Es por eso que el viernes, en uno de los primeros cambios históricos, la princesa Hisako, de 65 años, anunció que su hija continuaría manteniendo el patrocinio de dos instituciones.

Ajustar el estado de Ayako es solo uno de varios cambios significativos que afectarán al Trono del Crisantemo en el futuro inmediato.

En abril de 2019, después de una excepción constitucional sin precedentes, el emperador Akihito tiene previsto abdicar por problemas de salud.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último