CLIMA ASTROLÓGICO 🗣️ CUIDA TUS PALABRAS

#Astrología

Por qué es sano tenerle miedo a la muerte

La muerte aunque es el único evento garantizado en nuestra vida, es uno de los grandes temas tabúes de las sociedades occidentales. Si en una reunión o en charla con amigos preguntamos en relación con el hecho de morir, casi todos los presentes indicarían que ellos no tienen miedo de su propia muerte.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
11 de mayo de 2021 | 11:26

La muerte aunque es el único evento garantizado en nuestra vida, es uno de los grandes temas tabúes de las sociedades occidentales.

Si en una reunión o en charla con amigos preguntamos en relación con el hecho de morir, casi todos los presentes indicarían que ellos no tienen miedo de su propia muerte, sino más bien no indeseado tiene relación con el dolor  o los problemas que en sus seres queridos provocaría su muerte, y por supuesto también es casi inmediatamente reconocido el miedo por la muerte de un ser querido. Nadie quiere perder a quienes ama.

Las reacciones primarias que genera hablar sobre la muerte están ligadas a la pérdida, pérdida de una situación conocida. La situación conocida que llamamos vida. Lo aceptemos o no lo único que conocemos es esta realidad, no sabemos que hay antes de ella ni que sucede después.

Respuestas a esta pregunta metafísica existen desde hace miles de años, existen respuestas mitológicas, religiosas, filosóficas y por supuesto las propias, aquellas respuestas que desarrollamos conscientes o inconscientes y que nos dan base para vivir.

¿Qué pasa con nuestra muerte?

Hablar de la muerte propia es aún más tabú que la muerte de un ser querido, al parecer es socialmente incorrecto aceptar que nos da miedo morir y perder lo único conocido que tenemos, aunque sea malo, es lo experimentamos como existencia.

Astrológicamente, la muerte está relacionada con el planeta Plutón, conocido como Hades en la mitología griega, dios del averno, del inframundo.

Su energía rige ciertos procesos de transformación, todos aquellos procesos de muerte psicológica en la cual sufrimos una pérdida de identidad y dejamos de ser quienes somos.

Eso es la idea de morir, dejar de ser quienes somos, y más allá del hecho fáctico que nunca sabremos qué sucede hasta que llegue el día, lo que sí podemos comprender es que tener miedo a morir es sano porque nos conecta con el impulso de vivir.

Un antiguo relato cuenta como Perséfone hija de la diosa Demeter, diosa de la agricultura, se enamora de Hades y baja al infierno con él. Demeter triste e iracunda por la ausencia de su hija decide traer sequías y hambrunas a la tierra hasta que su hija vuelva. Zeus, dios del Olimpo,  interviene y Hades acepta dejarla ir. Perséfone vuelve a la tierra y con ella llega la primavera y vuelve a la vida los campos.

Aunque en un nivel superficial podemos decir que es un cuento para explicar la existencia de las estaciones, en un nivel arquetípico simboliza el valor que radica en nuestro corazón hacia la vida tal cual como la conocemos.

Recuerda esta historia la próxima vez que sientas que tu vida no va como lo deseas, estar preocupados por una estabilidad económica, sufrir por amor, sentirnos frustrados por los fracasos y sentir el peso del día a día, es bajar al infierno, es como el otoño, es el invierno. Y disfrutar con nuestros seres queridos, ver crecer a nuestros hijos, alcanzar las metas que nos proponemos,  y simplemente disfrutar de las cosas pequeñas de la vida, es subir nuevamente a la tierra, es la primavera y el verano.

Tener miedo a la muerte es natural y es sano, nos recuerda que la vida tiene estaciones: Otoño, invierno, primavera, verano. Es lo que conocemos y lo que valoramos. Sentirnos indolentes frente a la vida es lo que nos debería preocupar, porque esa es la verdadera señal de no estar vivos.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último