😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Historias increíbles

Escobar obligó a José Luis Perales a cantar 15 veces la misma canción

El jefe del narcotráfico colombiano le pagó por las primeras 10 veces, pero las siguientes las tuvo que cantar a punta de pistola.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
11 de mayo de 2017 | 22:28

La vida de Pablo Escobar ha generado leyendas urbanas, películas, series y anécdotas sin fin. Todas sorprendentes. Y la que cuenta José Luis Perales podría ser una de las mejores del líder del narcotráfico colombiano.

Perales cantó en una fiesta privada contratado por Pablo Escobar y, a fuerza de la amenaza con un arma en la mesa, lo obligó a cantar 15 veces seguidas "¿Y cómo es él?".

La anécdota, revelada en un libro del músico español Pablo Carbonell ha sumado una nueva anécdota a la vida de Pablo Escobar.

“Al principio le daban mil dólares cada vez, pero cuando ya la había cantado unas diez veces se negó a repetirla. Le pusieron una pistola en la mesa y tuvo que tocar la canción las veces que le apeteció al organizador de la fiesta o a la señorita que lo acompañada", escribe Carbonell en su libro.

Sin embargo, el autor del libro reconoce que Perales nunca ha contado nada de la fiesta, ni del incidente de cantar 15 veces la misma canción. Pero tampoco niega la anécdota, ya que no quiere entrar en la polémica.

Al Patrón del Mal era mejor no llevarle la contraria. Si se encaprichaba con algún artista de gira por Colombia enviaba a sus emisarios y el cantante o grupo en cuestión recibía una oferta que no podía rechazar: su caché multiplicado por cuatro. Demasiado tentador para negarse. Demasiado peligroso también, porque el Patrón no aceptaba un “no” por respuesta.

Entre los que aceptaron el trato, Bertín Osborne, El Puma, Los Toreros Muertos o José Luis Perales. Entre quienes se negaron, la popular cantante Alaska, quien salió de Colombia como alma que lleva el diablo con esta amenaza: “A la pequeñita, que vaya con cuidado, no sea que le caiga un container en el aeropuerto y quede más chaparrita”.

En el caso de Los Toreros Muertos no hubo pistolas, pero “tocamos para una gente muy peligrosa, con una despreocupación que rozaba la demencia”.

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último