Niña que fue al hospital por un raspón y murió: "Podría haberse salvado", dijo el abogado

Se conocieron los resultados de la autopsia del cuerpo de Danae Olguín, de 6 años, que falleció en la clínica San Antonio de Padua de Río Cuarto, en Córdoba.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
26 de enero de 2022 | 20:50

La muerte de Danae Olguín, de 6 años, estremeció a toda la Argentina. La pequeña fue al hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto, en Córdoba, por un raspón y perdió la vida. La madre de la menor, Karen Baldobino, denunció que su hija no recibió la atención adecuada. Este martes se conocieron los resultados de la autopsia y la controversia se incrementó aún más.

Zacarias Ramírez Rigo, uno de los abogados de la familia Olguín, explicó a Clarín que el resultado de la autopsia los dejó convencidos de que el fallecimiento de la niña podría haberse evitado.La partida de defunción dice que murió por un shock séptico y finalmente la autopsia concluyó que fue por un shock cardiogénico irreversible”.

 Y explicó: “Las dudas de esta madre empezaron por la misma inconsistencia en el relato de los médicos. Primero le dijeron que Danae murió por una peritonitis, después que fue por una infección generalizada y finalmente le explicaron que fue por coronavirus. Siguiendo los protocolos de la pandemia, le entregaron el cuerpo en una bolsa y ni siquiera pudo verla para despedirse y mucho menos hacer un velorio”.

 La autopsia descartó por completo que Danae hubiese muerto por Covid-19.

Cuando los médicos le dieron esta versión, quisieron consolarla diciéndole que la muerte era inevitable, que estamos en una pandemia y que mucha gente muere a causa del virus”, lamentó el abogado.

 “En concreto, lo que hoy podemos saber es que Danae podría estar viva. Su muerte era evitable. Los médicos que nos asesoran dicen que murió por un proceso infeccioso que comenzó en las partes blandas a partir del raspón que tuvo en la rodilla y que hubo una fascitis necrotizante en el muslo derecho. Este es un cuadro infeccioso grave, mediante el cual el organismo entra en un proceso inflamatorio de los órganos vitales del cuerpo a gran velocidad”, agregó el letrado.

Danae ingresó al hospital el 5 de enero por un raspón. La lastimadura la hacía gritar del dolor. Su familia denunció que no fue tratada inmediatamente. Tres días después fue trasladada a Unidad de Terapia Intensiva, pero el proceso bacteriológico estaba muy avanzado. Ese día murió.

“Con un tratamiento a tiempo, medicación adecuada y diagnóstico ajustado, Danae podría estar con nosotros”, insistió el abogado.

Cabe recordad que los médicos del sanatorio les pidieron a los padres de Danae que cremaran el cuerpo porque, supuestamente, había muerto de coronavirus. Ellos no lo hicieron y realizaron la autopsia.

 

Viral +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último