“Mujeres Compositoras” un concierto bajo la impronta femenina

Las canciones de 10 autoras, llenarán de bellas melodías el Independencia. Será en las interpretaciones de un talentoso quinteto donde se ensamblarán canto, piano, violín y violoncello

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
30 de junio de 2022 | 00:01

En todo el mundo sólo el 20% de las obras musicales que se presentan en salas y teatros, aún en las más prestigiosas, pertenecen a mujeres compositoras. Este concierto, que tendrá carácter de música para intérpretes solistas, como también de pequeñas formaciones camarísticas, busca visibilizar y enaltecer la figura de la mujer en su rol como compositora”, dicen desde la producción del espectáculo.

Leonardo Pittella Lahoz (piano), Graciela Armendáriz (canto), Anna Kebadze (violín), Elena Dabul (piano) y Mauricio Milani (violoncello) serán los intérpretes del espectáculo “Mujeres Compositoras”. Se presentarán este domingo 3, a las 20:30, en el teatro Independencia y las entradas, que tienen un valor de $800, ya están a la venta en www.entradaweb.com.ar. También en boletería del teatro, desde las 18.

El programa de “Mujeres Compositoras” será: Fanny Mendelssohn (Pastorella); Clara Weick (Nocturno N° 2, de la serie "Soirees Musicales"); Eva Dell'Acqua (Villanelle); Cécile Chaminade (Portrait); Carmen Santiago (A Irene García); Isabelle Aboulker (Je T'aime); Graciela Jiménez (En los ojos de las llamas); Rocío Sanz (Rondó para piano a 4 manos); Adriana Isabel Figueroa Mañas (Tres Piezas en Clave de Tango para Cello y Piano) y Lucía Caruso (Piano trío para piano, violín y cello).

“Mujeres Compositoras” invita a realizar un viaje a través del tiempo, desde aquellas obras escritas por mujeres europeas románticas, hasta llegar a mendocinas contemporáneas, cuyos trabajos deslumbran al mundo entero.

Las compositoras

Fanny Mendelssohn (1805-1847): Desde muy pequeña, recibió una formación específica junto a uno de sus hermanos menores, Felix. Ambos habían demostrado un talento excepcional tanto para la interpretación como para la composición. Pero cuando crecieron, los roles sociales preconcebidos para hombres y mujeres truncaron la carrera de Fanny.

Mientras que su hermano Felix pudo continuar con su carrera musical, ella tuvo que aceptar que la música, como dijo su propio padre, sería para ella un mero “ornamento”. Una vez casada tuvo “la suerte” de que su marido aceptara que continuara componiendo y organizara uno de los salones culturales más famosos de la ciudad en el que se dieron cita otros compositores e intérpretes como Franz Liszt o Clara Wieck Schumann. En 1837, Fanny publicó una de sus canciones firmadas con su nombre y no con el de su hermano, como sucedió con muchas otras de sus obras. La única vez que Fanny Mendelssohn tocó en público fue al año siguiente, en 1838. A los 41 años y un año antes de su muerte pudo publicar una compilación de canciones compuestas por ella.

Clara Wieck-Schumann (1819-1896): fue una virtuosa pianista y una de las grandes concertistas europeas del siglo XIX. Su figura emergió entre el mandato paterno y su casamiento –contrariando a su padre– con Robert Schumann, la estrella romántica del momento. Tuvo una fluctuante relación con Johannes Brahms y el entorno de la sociedad la condena por no ceñirse al rol asignado entonces a la mujer, si bien la consagra artísticamente.

Su carrera fue clave en la difusión de las composiciones de su marido, pero luego de su prematura muerte continuó sus giras de conciertos en Europa, durante décadas, cambiando el formato y el recital de piano. A la vez, componiendo obras para piano solo, música de cámara, piezas corales, canciones y conciertos. También se dedicó a la docencia, atrayendo en sus clases de formación a innumerables estudiantes internacionales.

Eva Dell’Aqua (1856-1930): fue una compositora romántica nacida en Bruselas, Bélgica, que se destacó con composiciones para orquestas y obras de cámara. Escribió para piano y voces solistas y también óperas. Pero si por algo es conocida es por cancioncillas de conciertos de coloratura, como “villanelle”, ampliamente interpretada, grabada, e inclusive es parte de varias bandas sonoras de películas.

Cécile Chaminade (1861-1944): fue una pianista y compositora francesa. Dado que su padre se oponía a su entrada en el conservatorio de París, Chaminade estudió primero de forma privada. Compositora precoz, a los ocho años ya escribía piezas de música religiosa. Dio su primer concierto cuando contaba dieciocho años. Realizó diversas giras de conciertos por Francia, Inglaterra y Estados Unidos, país donde adquirió una enorme popularidad. Chaminade realizó muchas grabaciones, la mayoría en pianolas. El olvido progresivo del gusto por el romanticismo francés tardío, provocó que sus casi 400 composiciones cayeran en el olvido.

Isabelle Aboulker: Nació en 1938 y es una compositora francesa especialmente conocida por sus óperas y otras obras vocales. Mientras estudiaba composición y teclado en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París, empezó a componer para teatro, cine y televisión. A continuación, trabajó para el Conservatorio como jefa de acompañamiento y profesora de canto y fue autora de varias obras pedagógicas. En 1980, se dedicó a componer óperas y posteriormente, muchas otras obras vocales. En 1999 obtuvo un premio de la Academia de Bellas Artes y en 2000 el Premio de Música de la Sociedad de Autores y Compositores Dramáticos por sus numerosas obras líricas.

Graciela Jiménez: Nació en 1965 y es una compositora y pianista argentina, que se formó en Córdoba y posteriormente en España, donde reside desde hace décadas. Su lenguaje vincula la poesía con la música. Mezcla el impresionismo con el folklore, el jazz y la improvisación. Compuso obras para piano, voz, cámara, ensamble de jazz, orquesta, óperas, audiovisuales y proyectos multidisciplinarios. “En los ojos de las llamas” fue estrenada en España por Elena Dabul el 31 de marzo pasado en el Auditorio del Real Conservatorio de Granada, en presencia de la compositora.

Carmen Santiago (1917-2005): Se la puede considerar como la última compositora de la generación de la República Española. Comenzó sus estudios musicales a muy temprana edad a instancias de su abuela, que era pianista y descubre en ella grandes aptitudes para la música. Tras los duros años de la guerra civil consiguió graduarse en armonía, contrapunto y composición, a la que dedicó toda su vida además de la docencia. Por ella pasaron numerosos alumnos a los que homenajeó en algunas de sus composiciones. Tiene numerosas piezas para distintos géneros. Su música es de un claro estilo nacionalista, basada siempre en la tradición popular, y ha sido interpretada por prestigiosos artistas que las hicieron escuchar en varios países como Australia, Noruega, Francia, Suiza y Argentina (tanto en cine como en television), entre otros.

Rocío Sanz Quirós (1934-1993): Nacida en San José de Costa Rica, inició sus estudios musicales en la Universidad de Costa Rica, para luego continuarlos en México, en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú y en Los Ángeles, Estados Unidos.

En el catálogo de sus obras se encuentran composiciones para diferentes agrupaciones instrumentales, canciones para voz y piano, música de cámara, obras corales y orquestales y música para puestas escénicas. Algunas de estas obras fueron editadas por la Sociedad de Autores de México. Parte de la faceta creativa de Rocío Sanz fueron los cuentos y la poesía, los cuales le sirvieron de base para diferentes ciclos de canciones para voz y piano. Gran cantidad de su obra la dedicó a la música para teatro, películas, cortometrajes y documentales.

Adriana Isabel Figueroa Mañas: Egresada de la Universidad Nacional de Cuyo, estudió desde joven composición musical. Desde su oficio de componer música y aplicando la tecnología, generó su propio emprendimiento. Posee numerosos premios nacionales e internacionales y muchas de sus obras, editadas en partitura y en disco en Estados Unidos y Europa se distribuyen en todo el mundo. Tiene más de 120 composiciones registradas, distribuidas también desde su página web. Compone música para películas, video games, animaciones, series, videos varios, contenidos infantiles, cómics, etc con productoras de Argentina y otros países y, también, producciones propias.

Es miembro de internacional Alliance Woman in Music y de “Film Andes” (Mendoza). Su marca “Adriana Figueroa Composer”, abarca sus producciones y música interpretada en muchos países y forman parte también de repertorios, tesis, investigaciones y concursos en universidades nacionales y extranjeras. En 2019 fue distinguida en Mendoza con el Mérito por su Trayectoria. También complementa su actividad con la ilustración, y posee un canal de cuentos infantiles educativos multimedia escritos e ilustrados por ella con música original. Adriana Isabel Figueroa M. es además saxofonista, flautista y docente.

Lucía Caruso: Es una compositora y pianista mendocina afincada en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Como directora artística y cofundadora, con el Dr. Pedro Henriques Da Silva, de la Camerata de Manhattan, una innovadora orquesta de cámara, acuñó el término “Música Transclásica”. Así definió un estilo único de composición basado en la técnica clásica. Sus composiciones mezclan la improvisación con elementos de diversas culturas e incorporan instrumentos del mundo en una gama de estilos y géneros. Ha obtenido innumerables premios a lo largo de su carrera. En 2020 Lucía fue elegida por unanimidad del jurado para ser miembro de la Asociación Argentina de Compositores. Tiene una carrera internacional con encargos para orquesta, danza y cine. Compuso la partitura de la serie de televisión y realidad virtual "4 Feet High" para Arte France. Protagoniza y compone la partitura de "Forte", un largometraje documental sobre su vida y la de otras dos mujeres pioneras de la música.

En los estudios Abbey Road, ha grabado recientemente su concierto para piano con la Academy of St. Martin in the Fields. Lucía Caruso ha actuado en las salas de concierto más importantes del mundo. Su “Camerata” es uno de los conjuntos más versátiles, flexibles y estilísticamente diversos del mundo, igualmente adepto al tango y al fado, al flamenco y a la música de Oriente Medio, a los arreglos medievales y al rock, así como a las partituras cinematográficas y a las composiciones contemporáneas originales.

Viral +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último