#Salud

Menopausia: ¡Fuera mitos!

La época en la que las mujeres dejan de menstruar, con los consiguientes cambios hormonales que implica la misma, trae consigo también muchos prejuicios y medias verdades, que generan ansiedad y desinformación. En esta nota todo lo que tenés que saber.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
30 de julio de 2021 | 16:16

Como bien sabemos la menopausia es la época de la vida de una mujer en la cual deja de tener menstruaciones. Suele ocurrir naturalmente, con mayor frecuencia después de los 45 años, o 50, y se produce porque los ovarios dejan de producir las hormonas de estrógeno y progesterona.

En términos generales, una mujer llega a la menopausia cuando no tiene un período menstrual durante un año. Los cambios y los síntomas no se dejan esperar y comienzan a notarse, como algo normal de esta nueva etapa. Sin embargo los prejuicios, temores, y verdades a medias suelen generar angustia, cuando en realidad no tiene porqué transitarse de esta manera. ¿El mejor remedio? la buena información de la mano de profesionales.

Síntomas y señales

Muchas mujeres comienzan a experimentar signos y síntomas de la menopausia ANTES de pasar por ella. Los mismos pueden comenzar durante un tiempo llamado “Perimenopausia". El término  significa "antes" de la menopausia o la terminación del ciclo menstrual, y puede ocurrir en cualquier momento: desde finales de los treinta hasta principios de los cuarenta o cincuenta.

Si bien los signos y síntomas de la perimenopausia pueden incluir períodos irregulares, cambios de humor, aumento de peso, interrupción del sueño, disfunción sexual y fatiga (entre otros) es fundamental consultar con el profesional, ya que pueden tener o no con la perimenopausia.

Tema tabú

No es novedad que todo lo relacionado al ciclo menstrual ha estado – y sigue estando – rodeado de silencios, tabúes, mitos y prejuicios. Como la primera menstruación en la adolescencia, el climaterio es la etapa de la vida de las personas con útero más invisibilizada. De ella no se habla, a pesar de que muchísimas personas la van a atravesar. Se la relaciona con la finitud, la vejez, el fin de la sexualidad. Nada más erróneo. Todo eso bajo un aura de secreto y silencio. Como si no hablar de menopausia impidiera que llegara, o fuera el fin de la vida.

El climaterio abarca hoy 1/3 de la vida de las personas con útero y, existen múltiples tipos de menopausias: quirúrgica, por estrés, precoz o también llamada Insuficiencia Ovárica Prematura (antes de los 40 años), y temprana (entre los 40 y los 45 años). Según datos de la OMS, entre el 60% y 70% de las mujeres llegan a esa etapa sin los conocimientos básicos de su impacto: tanto físicos como psicológicos. 

Cuando existe poca información sobre un tema determinado, los seres humanos suelen caer en la trampa de llenar los espacios de incertidumbre con algunos de los mitos de siempre. “Algunos surgieron hace siglos y tenían relación con el estilo de vida de las mujeres del Renacimiento o de la era feudal, y sin embargo los seguimos repitiendo como si la vida de las mujeres de hoy tuviera alguna relación con las de aquellas”, advierte Silvina Witis, médica especializada en Ginecología y Endocrinología Ginecológica, miembro de la Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia en su libro Menopausia. Una trampa segura, ya que como toda etapa de la vida que se transita, suma tratamientos superadores, pros desconocidos y hasta una mejor vida sexual.

Mitos: Cuidado con lo que te hacen creer

La información es la mejor arma para todo en la vida. Eso sí, debe venir de quienes saben. Por ello, la doctora Graciela Díaz Guitart, médica tocoginecóloga, derriba con argumentos válidos, mitos sobre la menopausia.

1) "Todos los sofocos son iguales". MITO. "Es sabido que el 70% de las menopáusicas presenta sofocos y sudores nocturnos, pero no todas lo sienten ni sentirán de la misma manera. Algunas lo presentan con mayor intensidad, otras con menor gravedad, y muchas lo toleran perfectamente. Algunas pacientes pueden transitar esto años antes de la menopausia (incluso hasta 10 años antes) cediendo al comenzar la etapa menopáusica. En otras personas los calores o sofocos se presentan al principio de la menopausia, algunas lo padecen de manera ocasional durante el día, y varias pueden llegar a no transitar ningún tipo de síntoma de este tipo nunca. Todos los tipos de variables de intensidad y variabilidad tienen tratamiento y deben consultarse".

2)"La menopausia marca el fin del sexo y del deseo sexual". MITO. "Es cierto que la reducción de estrógenos y la sequedad vaginal pueden ocasionar relaciones sexuales dolorosas, pero esto se puede contrarrestar, y tiene tratamiento. Luego del mismo las mujeres pueden incluso mejorar su vida sexual aún de la menopausia. Esto es muy importante porque cuando la sexualidad está vinculada a la fertilidad, previo a la menopausia, el apoyo de las hormonas es totalmente fundamental. Pero en cambio en la menopausia el sexo se basa exclusivamente en el placer y en el encuentro con la otra persona, con menos miedo a un posible embarazo, y dependerá más que nada,de cómo hallamos construido nuestra identidad como mujeres sexuadas".

3) "Es inevitable el aumento de peso en la menopausia". MITO. En el periodo previo a la menopausia,  (perimenopausia) hay que comenzar con el hábito de una dieta variada, rica en proteínas, buena hidratación y un ejercicio aeróbico de al menos 30 minutos diarios. De esa manera, se puede perfectamente contrarrestar cualquier cambio en el peso de la menopausia. Recordemos que los estrógenos son los encargados de distribuir la grasa de manera ginecoide: en las caderas, piernas y cola. En la menopausia esa disminución de estrógenos distribuye la grasa a nivel abdominal, algo que puede ser contrarrestado con  los hábitos saludables mencionados".

4) "No hay nada que hacer para disminuir los síntomas de la menopausia". MITO. "En primera instancia en la perimenopausia debemos consultar a nuestro ginecólogo de confianza para adquirir hábitos saludables como el ejercicio aeróbico (que regula la salud y calidad de vida), la condición física, e incluso se ha visto que con estos pequeños cambios disminuyen los sofocos y mejora el ánimo.

Lo fundamental: "es entender que la menopausia es una etapa más de la vida, que como todo tiene tratamiento y que los hábitos de vida nos van a sumar a transitarla de manera enriquecedora, siempre de la mano de los profesionales. Cada caso e historia clínica son únicos".

Viral +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último