Sociedad

"Me cambió la vida": iba con su hija discapacitada y una pareja le regaló su auto

"Les quiero contar sobre como un día cualquiera, se me cruzaron dos ángeles con el corazón más grande que el Everest", contó en las redes la mujer.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
5 de agosto de 2022 | 23:54

Tania Montenegro y su hija Valentina viven en Candelaria, Misiones. La pequeña tiene una discapacidad motriz, que la deja con una dificultad para caminar y la obliga a usar andadores ortopédicos. 

El 28 de junio, como todos los días, la preparó para ir al colegio y la subió a la moto de su papá. Era el único medio de transporte que tenía, hasta ese día, que se cruzó con una pareja que al ver la situación decidió reglarle su auto. 

Esta feliz mamá contó la historia en las redes: "Les quiero contar una historia, una historia no muy común, una historia única, una historia que no le pasa a nadie, les quiero contar sobre como un día cualquiera, se me cruzaron dos ángeles con el corazón más grande que el Everest", relató Tania. 

Dijo que cuando llegó al jardín, la chiquita tuvo una actitud que nunca antes había tenido, no paraba de llorar y no se quería quedar. A Tania no le quedó otra más que volver con su hija a su casa. 

"Al avanzar dos cuadras escucho el llamado de una mujer, freno la moto y una mujer me dice ´¿Podemos hacerte una pregunta?´". Ella dijo que sí. Y del auto se bajó un hombre que le preguntó: "'¿Qué decís si te cambio el auto por la moto?".

Tania les explicó que no tenía plata y ellos le dijeron: 

"No te estamos pidiendo plata, te vimos con tu bebé y queremos regalarte el auto para que andes con ella".

"Mi corazón en ese momento se desprendió de mi cuerpo, mi cerebro dejó de procesar y dejé de comprender lo que estaba pasando, no lo podía creer. Hoy hace 6 días firmé los papeles de MI AUTO", dijo repleta de felicidad la mujer. 

"Un auto, más allá que un bien material, es la comodidad de mi hija. Estas personas no me dieron simplemente un auto, estás personas me cambiaron la vida, para mí no es un auto, es dejar de andar con mi bebé en colectivos llenos de gente, es dejar de cargar 25 kg en mis brazos, es que mi hija no se moje, no pase frío y no pase calor cuando tenga que ir a los turnos en el hospital, le dieron a ella la posibilidad de ir a conocer lugares nuevos", agregó Tania en su escrito en el que demuestra un eterno agradecimiento. 

"Mi corazón explota de felicidad y no me va a alcanzar la vida para agradecerle esto. Dios los va a bendecir siempre", cerró. 

Viral +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último