😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Brutal asesinato

Mató a su madre y a su hermano porque lo descubrieron manoseando a su sobrina

Un hombre de 28 años asesinó brutalmente a su familia. Luego quiso ahorcarse delante de la Policía.

Por Redacción ElNueve.com
7 de octubre de 2017 | 14:08

Un jornalero de 28 años asesinó a hachazos a su madre y a uno de sus hermanos, cuando la mujer lo descubrió abusando sexualmente de su sobrina de 12 años. Sucedió en La Ensenada, provincia de Santiago del Estero.

Las víctimas fueron identificadas como Norma Gómez, de 62 años, y su hijo, Julio Aranda de 20 años, cuyos cuerpos fueron hallados bañados de sangre en el piso de la habitación y en la cama, respectivamente. La niña de 12 años vivía con su abuela y su madre en la misma casa.

El atacante se llama Walter Aranda y vivía a 50 metros de la casa de su madre. Según informó la Policía de Santiago del Estero, los crímenes fueron perpetrados en la madrugada del viernes, tras lo cual quedó detenido Walter Aranda.

El muchacho, siempre según las fuentes, regresó a la vivienda de su madre alrededor de las 3:45 del viernes, luego de haber ingerido abundantes bebidas alcohólicas. Ingresó en la habitación en la que dormían la hija de su hermana y comenzó a manosearla.

Los ruidos despertaron a Norma, quien sorprendió a su hijo con los pantalones bajos junto a la niña y le recriminó la actitud.

La reacción del abusador fue armarse de un hacha y golpear violentamente a su madre.

En ese momento, su hermano Julio, también se despertó, aunque no llegó a intervenir porque fue atacado en su cama con la misma arma.

En medio de la masacre, la niña escapó favorecida por la oscuridad y recorrió unos 5 kilómetros hasta la casa de un vecino, al que le expuso que una dramática situación se había producido en su hogar.

Los vecinos que la auxiliaron se dirigieron hasta la comisaría 18 de Campo Gallo, distante unos 75 kilómetros por caminos de tierra, para informar el caso.

La Policía halló al atacante en la casa, sentado en una silla contemplando los cadáveres, y su coartada fue que desconocidos habían ingresado a robar y que atacaron a sus familiares. Sin embargo, la versión no convenció a los investigadores y menos aún cuando supieron lo que había llegado a contar la niña de 12 años.

Al verse abrumado por las pruebas, intentó ahorcarse aunque los policías lo impidieron y lo trasladaron a la Seccional de la ciudad cabecera del departamento Alberdi, donde sigue detenido y a disposición de la justicia.

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último