Terrible

Mataron a una adolescente embarazada y le sacaron al bebé del vientre

La familia de la joven la buscaba desde el 23 de abril, cuando iba a contactar a una mujer que conoció a través de Facebook.

17 de mayo de 2019 | 16:53

La búsqueda de una joven adolescente de 19 años embarazada de 9 meses terminó en tragedia cuando su cuerpo fue hallado dentro de un basural y sin su bebé.

Según las primeras pericias, habría sido estrangulada hasta morir y hay tres personas acusadas por su muerte.

La familia había reportado su desaparición, luego de que la joven no fuera a recoger a su hijo de 3 años de la guardería, el pasado 23 de abril.

Había sido vista por última vez cuando salía del colegio y se dirigía a la casa de una mujer de 46 años que la había contactado por Facebook y que había prometido regalarle un cochecito para la bebé que esperaba.

El Cuerpo Médico Forense del condado de Cook identificó este jueves 16 de mayo los restos encontrados en un suburbio en el lado suroeste de Chicago, como los de Marlen Ochoa-López de 19 años.

"Creemos que fue asesinada, y creemos que el bebé fue retirado por la fuerza después de ese asesinato", dijo el portavoz de la policía de Chicago, Anthony Guglielmi, sobre el crimen, calificándolo de "acto de violencia indescriptible".

Según la investigación, Marlen había contactado a la mujer a través de un grupo de Facebook y habían acordado regalarle un cochecito y otros artículos de bebé. Aunque el grupo ya no existe en la red social.

La mujer con la que se iba a encontrar, identificada como Clarisa Figueroa, está detenida junto a su hija de 24 años, Desiree Figueroa, pues el cuerpo de la joven estaba en el basural tras su casa y los testimonios de los vecinos llevaron a que fueran investigadas y luego detenidas. El tercer detenido es Piotr Bobak, novio de la mujer de 46 años, quien se presume ayudó a concretar y ocultar el crimen.

Una denuncia anónima llevó a la Policía a encontrar a los detenidos y, además de los testimonios, el 8 de mayo, el auto de la joven asesinada fue descubierto en Scottsdale, a una cuadra de la casa de Figueroa.

El día de la desaparición de Marlen, los vecinos de Clarisa declararon que, alrededor de las 6 de la tarde, vieron salir a la mujer de 46 años con un bebé cubierto en sangre y envuelto en una toalla, gritando que acaba de dar a luz y que el pequeño no respiraba.

La ambulancia llevó a la mujer y a la bebé, que estaba "pálida y azul", al Hospital Advocate Christ, donde aún permanece internado en condición "grave".

El esposo de la joven asesinada, Yiovanni López, contó a la prensa que han llamado a la niña Yadiel y que rezan por un milagro, ya que la pequeña tiene muerte cerebral y permanece en terapia intensiva. La pareja tiene además un pequeño de 3 años.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último