📱 ENVIANOS TU MENSAJE A @CANAL9TELEVIDA Y A FACEBOOK/CANAL9TELEVIDA 📱

#EnGodoyCruz

Mamá denunció que chofer discriminó a su hija en silla de ruedas

La mujer primero publicó en las redes sociales y luego fue hasta el INADI.

Por Matías Caliri
13 de febrero de 2019 | 14:12

Una mamá de Godoy Cruz relató en redes sociales un horrible acto de discriminación que vivió por parte de un chofer por intentar circular en el colectivo con su hija en silla de ruedas.

La mujer que primero realizó la denuncia en redes sociales, después fue hasta el INADI y a la Defensoría de Personas con Discapacidad para que tomen cartas y si corresponde sancionen al chofer.

Esta mamá, Carolina Sarmiento, realizó un conmovedor relato en el que explicó que subió cerca de las 14 a un colectivo de la línea 464 que no tenía rampa para discapacitados.

Según señaló la mujer, fue a partir de ese momento en el que el chofer comenzó a hostigarla, tanto que la hizo llorar y recibir mensajes de apoyo del resto de los pasajeros del colectivo.

La mamá declaró que ante la insistencia del chofer y con lágrimas en los ojos, la mamá decidió bajarse con su hija discapacitada en una esquina que no era parada.

En ese momento, Carolina solo pudo expresarle al chofer: "ojalá que nunca te toque".

Y concluyó señalando que por esta situación, la nena perdió su turno para ir a rehabilitación  en el Hospital Lencinas.

Este fue el comunicado de la mamá en Facebook:

"Nos subimos a las 14:10 en la Plaza de Godoy Cruz al micro 464 para ir al hospital Lencinas, como vamos de lunes a jueves, pero jamás vamos con la sillita de ruedas, quizás por eso jamás tuvimos este problema. Lena no aparenta su discapacidad cuando está alzada, pero ya tiene 4 años y pesa mucho para mi".

"El chofer que nos tocó hoy día empezó a dirigirse de manera tan horrible hacia nosotros, diciendo cosas como que deberíamos bajarnos del micro porque le molestábamos a los pasajeros para subir y que deberíamos esperar un colectivo que tuviera rampa (jamás en los años que vy a rehabilitación me subí a un micro del ex grupo 3, ahora 400 con rampa)".

"Yo no contestaba, cuando me pongo nerviosa atino sólo a llorar, sólo le dije que también tengo mis horarios y no puedo estar esperando un bendito micro con rampa y el tipo seguía: "Alguien se va a lastimar o a pegar. Cerrá la silla, no puedo subir gente"".

"Le dije que no se pliega, que no podía y las personas le decían que se callara, que subían bien (la silla es chiquita, ¡es de una nena de 4 años!). Una señora me agarraba la mano y me decía que no llorara, que todos estaban escuchando lo que decía".

"Quisieron acomodar la sillita, pero yo no tengo la culpa de la poca accesibilidad que tienen los colectivos para las personas discapacitadas, no se pudo. Le dije si quería que me bajará y abrió la puerta en una esquina donde no hay parada y me bajo con mis dos hijas".

"Ojalá que nunca te toque", fue lo único que le dije. Jamás me sentí tan mal, el interno 37, que manejaba el 464 discrimino a mi hija gratuitamente, nos hizo perder el día de rehabilitación, hizo perder al Gustavo medio día de trabajo porque me dio miedo subirme a otro micro y que pase algo igual, así que lo llame que me viniera a buscar".

"Esto no se va a quedar así, señor chofer, hasta que no tenga la sanción que le corresponda yo no voy a parar. Se metió con la persona equivocada, no le dije nada en el micro porque yo pienso y luego actuo".

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último