😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Increíble

Las montañas de basura tecnológica que acumula China

En los últimos 20 años recibió el 56% de todas las importaciones de basura reciclable, convirtiéndose en uno de los vertederos del mundo. Ahora cambió su política.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
30 de enero de 2018 | 10:13

En las últimas dos décadas, China recibió el 56% de todas las importaciones de basura reciclable convirtiéndose en uno de los vertederos del mundo. Sin embargo, desde comienzo de este año se establecieron ciertas restricciones para no recibir la basura del extranjero.

En julio de 2017, el Gobierno chino estableció una serie de nuevos y complejos parámetros para la importación de basura reciclable del exterior. 

Desde enero de este año, esta medida entró en vigor y, como notificó esa nación a la World Trade Organization (WTO) prohibió la importación de 24 tipos de chatarra, incluyendo plásticos para reciclaje, residuos textiles y toda clase de papel de desecho. Del mismo modo, decretaron que las importaciones de cartón para reciclaje deben ser mucho más "limpias" y libres de grava, polvo y piedras, según informa El Espectador.

Naciones Unidas y el Instituto de Industrias de Reciclaje de Desechos de Estados Unidos calcularon que en el mundo se generan más de 180 billones de toneladas de basura (doméstica, peligrosa e industrial). Decimos “se calcula” porque pocos países monitorean y hacen públicas su producción, importación y exportación de desechos, una incertidumbre que se suma al tráfico ilegal de residuos, aún más difíciles de rastrear y cuantificar. Sin embargo, se estima que para 2017, la exportación de desechos representó 86.000 millones de dólares en el mundo.

China, por su papel en la manufactura global era el mayor consumidor de materias primas, recicladas o no, y el principal importador hasta hace unas semanas. En 2015, el gobierno chino evaluó que recibía 49,6 millones de toneladas especialmente de la Unión Europea, en donde el 87% del plástico reciclado colectado era exportado directa o indirectamente vía Hong Kong hacia China. Estados Unidos también sufrirá la incertidumbre de qué hacer con los 1.42 millones de toneladas de desechos que exportaba hacia ese país.

La capacidad que tiene China para reciclar es formidable, y no son pocos los que ven a la prohibición como una medida proteccionista, pero lo cierto es que el país asiático sufre sus propios problemas con la basura, y eso incluye al desperdicio electrónico con el cual tendrá que lidiar.

En 2017, China fue el país con mayor volumen de aparatos electrónicos generados y duplicó la generación de éstos con 6,7 millones de toneladas, un 107% más con respecto a los datos registrados antes de 2010 por Naciones Unidas.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último