Otro femicidio

La violaron y quemaron viva en su fiesta de cumpleaños

Rosa Acuña apareció muerta en un basural. La quisieron obligar a tener sexo. La golpearon y la abusaron. Su comadre, la principal acusada.


11 de septiembre de 2018
access_time 13:25

En la Provincia de Chubut se conoció un femicidio (otro más), que impacta por los aberrantes detalles de violencia extrema: una joven fue violada y luego quemada viva en su fiesta de cumpleaños.

El cuerpo calcinado de Rosa Acuña fue encontrado en un descampado, el lunes pasado, a 700 metros de la casa de su comadre Laura Vargas, con quien había celebrado su cumpleaños el día anterior. Su madre había denunciado su desaparición el lunes 3 de septiembre. Los policías la encontraron ese mismo día, pocas horas después de la alerta.

Según investigación de la policía, Rosa fue obligada a mantener relaciones sexuales con varios asistentes a la fiesta. Según los testimonios de los vecinos, se escucharon alrededor de las 5 de la mañana golpes y llamadas de auxilio de la víctima, y reproches entre risas por parte de sus atacantes.

Al negarse, la desmayaron y la violaron. Luego, la metieron dentro de un vehículo y la llevaron a un descampado cerca al barrio industrial Trelew, la empaparon con combustible y le prendieron fuego. La autopsia posterior permitió determinar a los forenses que Rosa Acuña se mantenía con vida cuando la incendiaron y que murió por causa del fuego.

La policía ha detenido a cuatro personas por la violación y el homicidio de Acuña. La dueña de la casa, Laura Vargas; un hombre de 29 años, que vivía en el barrio Corradi; y otras dos mujeres de 19 y 22 años. Una de las mujeres, Laura, era comadre de Rosa Acuña.

Fuente: Diario Veloz

Comentarios