😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Política

La insólita respuesta de un funcionario de Macri que ocultó una suma millonaria en un banco de España

La cuenta fue abierta en 2012 y ahora dice que "no era suyo".

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
16 de febrero de 2018 | 13:36

Díaz Gilligan, subsecretario general de Presidencia de la Nación, fue acusado de ocultar una suma millonaria en una cuenta en la Banca Privada d´Andorra (BPA), en Andorra.

Esto despertó un gran debate luego de conocer la suma: 1,2 millones de dólares (980.000 euros) en la que Valentín Díaz Gilligan figura como representante y accionista de una empresa a pesar de negar ser dueño de esos fondos.

Hay documentos de la Banca Privada d’Andorra (BPA) donde se menciona la relación entre el subsecretario general de Presidencia de Argentina, Valentín Díaz Gilligan, con la sociedad Line Action Ltd, que figura como titular de una cuenta en el banco andorrano, según publicó EL PAÍS.

Al parecer, la cuenta se abrió en 2012 y Díaz Gilligan se mantuvo en la actividad hasta fines del 2014. En todo ese lapso de tiempo, ya era funcionario del gobierno de Buenos Aires.  Dicha cuenta estaba a nombre de la empresa británica de intermediación de jugadores de fútbol Line Action. El cien por cien de esta firma pertenecía a la mercantil panameña Nashville North Inc.

Según un acta de la BPA, Díaz Gilligan deja la actividad luego de ser nombrado como director general de Turismo de la nación, hecho que dicen ocurrió el 3 de noviembre de 2014.

Por su parte, Díaz Gilligan sostiene que el dinero no era suyo y que fue accionista y director de Line Action por hacerle un favor a un amigo. “Francisco Casal tenía problemas en su país y me pidió el favor. Tenía un juicio con el fisco que ganó y no podía figurar. Confiaba en él. La plata nunca fue mía. Además, yo no ejercía entonces cargo público. Era asesor y facturaba como autónomo”.

“Pedí que me sacaran. No me parecía bien continuar, ya ocupando un cargo político”, así es como el dirigente explica por qué se desvinculó de la empresa hace cuatro años atrás.

Además, se justificó diciendo que pensaba que todo había acabado luego de vender las acciones en 2014, dejó su puesto de director de la mercantil, pero volvió a ocupar el mismo cargo horas después, según el registro mercantil de Reino Unido. Pero, Díaz Gilligan insiste en desconocer esta situación y niega que supiera que el cien por cien de esta sociedad pertenecía a una mercantil panameña, cuyos dueños son un misterio.

La cuenta de Line Action tenía en diciembre de 2014 un saldo de 1,2 millones de dólares (980.000 euros). Y se nutría de transferencias de Uruguay de “clubs de fútbol”, según el banco. Díaz Gilligan es vocal del River Plate, de Primera División.

Sapag: el gobernador de los cinco millones de dólares

Por otra parte, la Banca privada d’Andorra (BPA) se negó a abrir en agosto de 2008 dos cuentas al entonces gobernador de la provincia argentina de Neuquén (233.000 habitantes) Jorge Augusto Sapag, del Movimiento Popular Neuquino.

El mandatario, que ocupó el cargo entre 2007 y 2015, planeó ingresar en este banco cinco millones de dólares (cuatro millones de euros). Y distribuir los fondos en dos depósitos vinculados a sociedades creadas en el paraíso fiscal de Belice, según un acta confidencial de la BPA.

Como beneficiario de una de estas cuentas, Sapag quiso incluir al exsecretario de Recursos Naturales y exministro de Energía de Neuquén, Guillermo Coco.

El banco calificó a Sapag de Persona Políticamente Expuesta (PEP), que es como se denominan en la jerga financiera a personalidades que, por ocupar o haber ocupado un cargo público, deben someterse a un control para prevenir el blanqueo.

La BPA rechazó a Sapag y Coco como clientes al sospechar que su dinero procedía de sobornos. “Los fondos corresponden a comisiones y regalías originadas por las intermediaciones en las renegociaciones de las concesiones que se otorgan periódicamente a empresas reconocidas en la explotación de petróleo en esa región”, recogió el banco en un informe interno fechado el 6 de agosto de 2008.

Sapag preveía transferir inicialmente a cada depósito un millón de dólares (819.700 euros) desde “una empresa off shore”. “Las cuentas irán alimentándose anualmente dependiendo de los periodos de renegociación de contratos”, comunicó el político a la BPA, según esta entidad.

“Coimas del petróleo de los Kirchner”

La institución financiera zanjó así el expediente de Sapag y Coco: "Coimas (sobornso) del petróleo de los Kirchner. Rechazada". Según comentó El País, un portavoz de Sapag asegura que el exgobernador de Neuquén "nunca abrió ni intentó abrir una cuenta en Andorra ni en ningún lugar del mundo. Ni por sí, ni por terceros"

Sapag y Coco desembarcaron en la entidad financiera del pequeño país pirenaico por consejo de su abogado y especialista en “estructuras jurídicas”, según el banco.

Andorra eliminó el secreto bancario el pasado año. Y sus autoridades intervinieron en marzo de 2015 la Banca Privada d’Andorra (BPA) por un presunto delito de blanqueo. Los dueños de esta entidad, que llegó a tener 9.000 clientes y un volumen de negocio de 8.000 millones de euros, niegan las acusaciones.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último