😷 CUIDATE 😀 #QUEDATEENCASA

De no creer

La cocaína llegó a la Antártida

Un estudio muestra que las aguas del continente más austral están contaminadas con cafeína, ibuprofeno, paracetamol y cocaína.

1 de julio de 2017 | 12:18

Un trabajo de investigación denominado “Ocurrencia de residuos farmacéuticos, recreativos y psicotrópicos en aguas superficiales de la región de la Península Antártica Septentrional” ha dado cuenta de importantes niveles de contaminación en la Antártida con elementos tóxicos.

El estudio señala que las aguas del continente más austral y remoto del mundo, están contaminadas por un conjunto de sustancias entre las que destacan la cafeína, el ibuprofeno, el paracetamol y la cocaína, en niveles similares a los de Europa.

Cada vez hay mayor población humana en dicho continente que ha introducido contaminantes que pueden ser nocivos para el ecosistema. En este sentido, los científicos midieron los niveles de farmacéuticos o drogas recreativas en las aguas naturales de la región para evaluar el potencial de riesgo ambiental que representan estos para esta área geográfica.

El estudio consistió en tomar muestras de distintas procedencias: canales, fuentes, drenajes glaciares, y puntos de descarga de aguas residuales en el mar. Hasta 25 fármacos y 21 drogas recreacionales fueron analizadas.  

Las concentraciones más altas son del paracetamol, o acetaminofeno (48.74 μg L−1), el diclofenaco (15.09 μg L−1), y el ibuprofeno (10.05 μg L−1) y la cafeína (71.33 μg L−1). Estas sustancias fueron detectadas en aguas que fueron descargadas al océano sin ningún proceso de purificación.

El cociente de peligro (HQ) de ibuprofeno, diclofenaco y paracetamol superaron ampliamente el 10 en distintas muestras. Son estos mismos, según el trabajo, los que representan la mayor carga tóxica en las muestras.

Según el trabajo, se detectó el principal metabolito de la cocaína en uno de los 10 puntos analizados. El lugar está localizado muy cerca de la base científica y militar Marambio, perteneciente a Argentina. Tales niveles se asemejan a lo medido en España, Italia, Bélgica y el Reino Unido. Puede que la sustancia no provenga de la zona analizada, pero la investigación aconseja realizar un control sistemático.

Según contó a Materia Yolanda Valcárcel, investigadora de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y coautora del estudio, la cocaína no representa peligro ambiental al ser concentraciones ínfimas, a diferencia de los fármacos.

El siguiente paso que piensan dar los autores del trabajo es comprender en qué medida los compuestos pueden dañar la fauna del continente, algo que puede verse condicionado por las especiales condiciones climáticas de la zona: el frío extremo podría retardar el proceso de degradación microbiana y fotodegradación, lo que podría causar acumulaciones tanto en el ecosistema o la cadena alimenticia.

El estudio completo puede consultarse AQUÍ.

Fuente: Nmas1.org

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último