Vida Sana

Golpe de calor: peligro latente

Si bien todos los años el tema está instalado con la llegada del verano, este año y más que nunca está marcado como alerta. Esto se debe al cambio climático, la sequía generalizada, y la exposición que implica salir cada mañana a trabajar o a realizar alguna actividad. Una especialista brinda precisiones a la hora de cuidarnos.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
28 de noviembre de 2022 | 13:01

“Cuidate del sol”, “tomá mucha agua”, “ponete gorra” …Los consejos parecen multiplicarse por doquier cuando de hablar de sol se trata. Y no es para menos ya que el golpe de calor puede no sólo afectar en el momento, sino hasta poner en riesgo la vida.

Según explicó Lucía Ismail (médica pediatra) “como todos sabemos en los días de mayor temperatura, es cuando más posibilidades hay en que se produzca el golpe de calor. El cuerpo normalmente regula la temperatura y la va perdiendo con la sudoración. Cuando las temperaturas son extremas este mecanismo se agota, y allí estamos en un problema porque se puede alterar el centro que tenemos en el cerebro que regula la temperatura. Allí puede sobrevenir lo que es el agotamiento por calor que es el paso previo al golpe de calor. Si bien en general recibimos en la guardia casos de agotamiento por calor, también nos ha tocado lo que es golpe de calor y es muy peligroso, sobre todo en los más chicos, y en los más grandes.

- ¿Cómo darse cuenta antes de llegar al golpe de calor?

Haciendo hincapié a en los síntomas. El agotamiento por calor es el paso previo al golpe, y la persona presenta sofocos importantes, mayor sudoración, hay que hacer especial hincapié en lactantes ya que son más vulnerables y es más difícil diagnosticarlos.

Entre las alertas lo primero que se activa en las personas cuando el cuerpo se está deshidratando es la sed. También pueden presentarse vómitos, náuseas, mareos, estado de decaimiento, cansancio, cefalea etc. Si no prestamos atención a estos indicios, sí se puede llegar al golpe de calor, y allí el cuadro cambia de manera drástica.

- ¿Qué debe hacerse?

Cuando la fase de deshidratación se agotó, la persona levanta temperatura a 39º o más, la piel aparece seca o enrojecida, hay un letargo, confusión o desvanecimiento, es que se esperó demasiado y el cuadro se convirtió en un golpe de calor y hay que asistir urgente a la guardia. Importante no dar antitérmicos ya que el aumento de la temperatura corporal (39º o más) no es fiebre, y si se da el antitérmico se puede llegar a agravar el cuadro porque actúa sobre el centro termorregulador y pueden ocurrir inconvenientes.

- ¿Qué hacer para no agravar el cuadro?

Sacar al paciente del área de exposición si está al sol, ponerlo a la sombra en un lugar fresco, si tiene ropa puesta sacársela, aplicarle paños húmedos por todo el cuerpo para generar el enfriamiento corporal, ofrecerle líquido abundante que sea agua fresca. Por ello antes de pasar al golpe de calor, si vemos que comienzan los síntomas del agotamiento, lo mejor es no llegar al golpe de calor, y ayudar a la persona con estas maniobras.

La profesional estuvo con el equipo de Cada Día, mirá la nota.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último