¡CUIDATE! 😷 ↔️ 😷

Polémica

Falleció un chico de 18 años que lincharon tras ser acusado de robar un celular

Estuvo 36 horas en coma luchando por su vida tras la golpiza que le propició un grupo de “justicieros”.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
16 de marzo de 2018 | 12:02

Cristian Cortez tenía 18 años y falleció este viernes en el hospital después de estar en coma por 36 horas tras recibir una tremenda paliza por un grupo de personas que lo acusó de robar un celular.

Todo se originó en la noche del miércoles cuando el joven recibió una violenta golpiza por parte de un grupo de al menos cinco sujetos, quienes lo atacaron porque le atribuían haber robado, junto a su amigo, el teléfono móvil a un chico de 15 años en la calle Vidart, en Rawson, San Juan.

El joven había quedado con muerte cerebral y su estado era irreversible. Finalmente, sobre las 10 de este viernes dejó de existir. Estaba internado en la clínica Virgen de Lourdes de San Juan.

Según informaron fuentes policiales al diario Tiempo de San Juan, Cortéz le robó un celular marca Samsung a un adolescente de 15 años en las inmediaciones de las calles Vidart y Quintana, en el barrio Güemes, en Rawson y un grupo de jóvenes que fueron testigos de ese momento lo habrían atacado.

Según esta versión, Cristian zafó de los agresores y corrió hasta el barrio Las Garzas, lindero al Güemes, y allí lo habrían atrapado de nuevo, golpeándolo hasta dejarlo inconsciente. En ese lugar se hizo presente la Policía, quienes detienen a Cortéz y dos personas más que estaban junto a él, identificadas como Nely del Valle Algañaráz, de 26 años, y a Ezequiel Maximiliano Arguello, de 23 años.

Allí constatan que Cortéz estaba mal herido y bajo efectos de drogas, por lo que es derivado al Servicio de Urgencias del Hospital Rawson.

Según informaron fuentes del nosocomio, el joven presentaba politraumatismos en todo el cuerpo y estaba en coma farmacológico.

Su madre, Mari, dijo a Tiempo de San Juan que Cristian no trabajaba y que era un "niño bueno".

“Una familia re buena, re trabajadores. El padre de Cristian trabajaba en el campo, tenía un camioncito y recogía leña para vender. La mamá era ama de casa y se hacía cargo de los 4 hijos varones. Era una familia muy tranquila”, dijo un allegado.

Según contó Mari, su hijo salió con un amigo y a las 3 de la mañana ese chico regresó a la casa de Cortéz y contó lo que había pasado. "Nos dijo que se lo había llevado la policía, a la comisaría porque lo habían detenido y él se disparó. Pero nunca me dijo que quedó tirado mi hijo en el piso", agregó.

El chico tenía antecedentes por robo y vive en la Villa Hipódromo, donde su familia tiene un corralón con venda de leña. "Sé que es mi hijo. Si fue así como dicen que entró a robar, lo podrían haber agarrado y entregado a la policía, y no golpearlo. Ellos me imagino que tienen hijos... voy a demandar a los vecinos. Van a pagar por esto porque mi hijo se nos muere... mi hijo está re mal, no me dan posibilidad de que se vaya a mejorar", finalizó.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último