CLIMA ASTROLÓGICO ✋ RESPETA JERARQUÍAS

Se fue un distinto

Falleció Arrigo Zanessi

El pionero de la música de Mendoza tenía 92 años y fue uno de los hacedores culturales más importantes de nuestra provincia.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
28 de diciembre de 2018 | 08:43

Este viernes a las 6:15 de la mañana falleció Arrigo Zanessi, un pionero de la música mendocina y creador de los primeros estudios profesionales del interior del país. Tenía 92 años.

Arrigo nació el 22 de diciembre de 1926 en Pordenonne, Udine, Italia y llegó a Mendoza cuando sólo tenía 3 años, en 1930.

Desde pequeño fue inquieto y aprendió rápidamente a confeccionar diferentes máquinas, pero el sonido y la música lo apasionaban, y esa pasión lo convirtió en un pionero en Mendoza y en el interior del país. Incluso patentó en Estados Unidos varios inventos, y una de sus creaciones fue el "fidelity control during operation of duplicator machines", es decir un control de fidelidad durante el funcionamiento de máquinas duplicadoras.

De joven fundó un grupo musical llamado Los Pequeninos, el cual tenía la particularidad de tener un órgano y un contrabajo electrónico diseñados y fabricados por él y que podían funcionar a corriente y batería indistintamente. Este contrabajo electrónico también lo patenta en Estados Unidos y le otorga la licencia para su fabricación a la Chicago Musical Instruments para su fabricación.

En la década de 1940, en el garage de su casa en San Martín comenzó a ensamblar el primer estudio de grabaciones, por entonces llamadas fonográficas. 

“En ese garage grabábamos muchos jingles comerciales, pero como muchos publicistas iban de Mendoza para ocupar las instalaciones decidí mudarme” contó Arrigo en una entrevista hace unos años.

“En 1959 comencé en calle Rioja de la Ciudad y en 1962 me trasladé a Montevideo 215, donde funcionan hasta hoy. Tuvimos dos salas y luego, en los ‘80, inauguramos una subterránea”. Zanessi Fonograbaciones fue una apuesta arriesgada, pero su avanzada visión de la industria dio sus frutos.

Comenzó a grabar con un mezclador valvular de cuatro canales fabricado por él, un grabador Philips de ½ pista, una cámara de eco variable a cinta, también de su creación, una cortadora de acetatos casera (incluyendo el torno, el amplificador y cabeza de corte) un micrófono Shure 556S, un Wester Electric, y dos micrófonos Virason de fabricación nacional. Con ese precario equipamiento graba por primera vez para el sello mendocino AZTECA, Nery Nelson, el primer nombre que utilizó Palito Ortega.

La sala subterránea, la que hoy sigue siendo la mejor sala de grabación de Mendoza, fue diseñada y ensamblada con Arrigo y su hijo Daniel, con quien compartiría la pasión por la música hasta el día de hoy.

En las sesentosas salas A y B y la más moderna C de ese estudio se grabaron cintas y discos de pasta y acetato, así como casetes de manera analógica, es decir, con el sistema previo a la era digital.

No es exagerado decir que todos los músicos de Mendoza grabaron en Zanessi. Desde Los Enanitos Verdes, Alcohol Ethílico, los Trovadores de Cuyo, Tito Francia, las orquestas Aníbal y Héctor Apiolazza, los hermanos Mancifesta, Francisco Colombo, Palito Ortega, David Lebón, Pocho Sosa, La Cofradía de La Flor Solar, Markama, Los Rayban Perez, Martes 13, Guante Blanco, Oficina D, La Montaña, Escalibur, La Rebelíon, Mario Matar, Salsa Blanca, Dúo Cacace-Aliaga, Félix Dardo Palorma, Jorge Viñas, New Orleáns Jazz Band, Miles de Años, Juanita Vera, Dúo Plana Martí, Simpecao Flamenco, Sandra Amaya, Orquesta de la Municipalidad de Mendoza, Coro Niños Cantores de Mendoza, Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Cuyo, Orquesta Sinfónica de la Universidad de San Juan, Coro Universitario de Mendoza, Orquesta de la Municipalidad de Mendoza, Parió La Choca, Peter Júpiter, Surfeando el Tambor, entre cientos de otros pisaron los estudios de la calle Montevideo. 

Con Arrigo en la dirección de sonido y en la masterización se grabó la Marcha de la Vendimia, la canción que más nos representa a los mendocinos, así como la mayoría de los actos centrales de Vendimia pasaron primero por el oído privilegiado del mendocino.

Además cientos de jingles y avisos de radio que se han quedado en la memoria de todos se gestaron gracias a él.

En julio del 2013, la Legislatura de Mendoza declaró  Zanessi fonograbaciones patrimonio cultural, y gracias a esto, las miles de horas de música, jingles y avisos publicitarios de la radio de antaño podrán ser digitalizadas para evitar que se pierdan en el silencio del tiempo.

 “Todo ese es material que envejece muy mal, por lo cual corre riesgo de perderse. Poder pasarlo al digital sería muy costoso para nosotros, por eso con estas declaraciones existe la posibilidad de contar con los fondos para que pueda ser preservado, algo que sin dudas sería beneficioso para todos los mendocinos señaló en una entrevista Arrigo.

Arrigo fue un pionero de la música mendocina y su aporte a nuestra cultura ha sido fundamental, por lo que hoy nuestra provincia ha perdido a un gran hacedor cultural.

Para todos los que quieran despedir a Arrigo pueden acercarse al velatorio Flores San Miguel, de calle Maipú, Ciudad hasta las 21

 

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último