#PrimerosAuxiliosEmocionales

Estoy muy ansioso: ¿qué hago?

La ansiedad es una reacción emocional. Que si está regulada de forma normal, entonces nos ayudará a tener energía durante el día. A enfrentarnos a situaciones cotidianas. Un monto de ansiedad es necesario. El problema es cuando poco a poco comienza a ser crónica y se descontrola en nuestro cuerpo, generando síntomas molestos.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
17 de noviembre de 2022 | 15:49

Por: Noelia Centeno

La ansiedad es una reacción emocional que si está regulada de forma normal, entonces nos ayudará a tener energía durante el día. A enfrentarnos a situaciones cotidianas. Un monto de ansiedad es necesario.

El problema es cuando poco a poco comienza a ser crónica, y se descontrola en nuestro cuerpo, generando síntomas molestos.

¿Cómo te das cuenta de que tu ansiedad ya no la podés manejar?

Estás preocupado todo el día en algo puntual o pasas de un pensamiento a otro. Te cuesta quedarte dormido, o dormís entrecortado. Te sentís inquieto como que el cuerpo no podés dejar de moverlo, a veces puede dolerte la panza, la cabeza.

Tenés los dientes apretados sin darte cuenta. Podés tener taquicardia, sentirse nervioso como que no pudieras relajarte, te cuesta concentrarte. Estás más irritable o cansado todo el tiempo. Y muchísimas cosas más.

Con esto quiero decirte que no es chiste tener la ansiedad descontrolada. Tenemos que ocuparnos y mantener en el cuerpo una ansiedad sana.

¿Qué podemos hacer? Te dejo unos tips:

  • Ejercicios de respiración: seguro lo escuchaste mil veces, pero cuando estamos ansiosos el aire no nos pasa, o respiramos entrecortado. La respiración lenta y consciente puede ayudar a bajar nuestra ansiedad. Podés hacerlo en cinco minutos, sentate donde estés, en el auto, en una plaza, en el sillón de tu oficina, si querés podés cerrar los ojos, concentrarte en como el aire entra a tu cuerpo. Solo respira lentamente y de forma consciente. Este es una gran moderación de la ansiedad.
  • Ejercicio físico: Podés salir a caminar, nadar, correr, andar en bici, el ejercicio físico libera endorfinas (lo que nos da felicidad) y disminuye el cortisol (lo que nos aumenta el estrés).
  • Frenar el pensamiento ansioso: Cuando ya la cabeza te explote y no puede parar de pensar algo que sirve mucho, es decir, bien fuerte: Basta, basta de pensar. Cuestiona esos pensamientos.
  • Distractores: Escucha música, hace algo que te encante.
  • Si somos conscientes que nuestra mente puede llevarte a lugares maravillosos, mentales, pero también puede tendernos trampas y dejarnos anclados a emociones negativas. Entonces era más fácil construir nuestro bienestar.

Podés tener más herramientas en mi Instagram: @noe_centeno_ y en Spotify: cinco minutos de psicoterapia.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último