😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Gran vínculo

Estas fueron las mujeres argentinas de Luis Miguel

El cantante, otra vez en boca de todos por su serie, tuvo un vínculo especial en el país por sus relaciones amorosas y profesionales.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
15 de junio de 2018 | 17:03

El cantante mexicano Luis Miguel tiene un estrecho vínculo connuestro país. A lo largo de su extensa proyección como cantante, el mexicano ha logrado tener relación con varias mujeres argentinas ya sea por una relación laboral o sentimiental.

Producto del amor que tienen los argentinos por Luis Miguel es el resultado de la serie de Netflix sobre su vida que en Argentina es una de las más vistas.

Para retratar su vínculo con mujeres argentinas, Infobae realizó una extensa lista de mujeres que mantuvieron algún tipo de relación con el mexicano.

Verónica Varano

Una de las primeras mujeres argentinas con las que se relacionó el cantante mexicano. La contactó para protagonizar el videoclip de "Entrégate", exitoso tema del álbum 20 años, edad que tenía Luismi cuando fue lanzado.

El cantante la eligió tras haberla visto en una publicidad de revista. A pesar de los rumores, ella asegura que nada pasó entre ellos y que no siguieron en contacto después de la grabación.

Mariana Fabbiani, Bettina O'Connell y Victoria D'Apice

Fueron contactadas por Luis Miguel para participar del videoclip de "Suave", grabado en Acapulco en 1993.

"Habíamos trabajado juntas muchas veces pero nos hicimos amigas en este viaje", confesó Fabbiani en alguna oportunidad. "Nos mandaron a un casting en México. Había chicas de todos lados", contó en El Show del Clio, O'Connell.

En una reciente entrevista con Los Ángeles de la Mañana, D'Apice contó que en aquel trabajo conoció a su marido, que era íntimo amigo de Luismi. Por eso, después mantuvo una relación de amistad con el cantante: "Micky es muy simpático, divertido, generoso… Un chico que para mí vivió cosas muy heavies. El tema de la mamá lo destrozó".

Paula Peralta

La modelo y cantante fue a ver a Luis Miguel en noviembre de 2014 cuando cantó en GEBA. Antes del show, el mánager del artista mexicano se le acercó y le dijo que se sentara en la primera fila: "Una de sus coristas tenía un problema de salud y necesitaban un reemplazo para los siete shows que quedaban en la Argentina. Tres días después, estaba debutando en el Orfeo de Córdoba".

A pesar de que la prensa internacional los vinculara sentimentalmente, ella aseguró a la revista Gente que está en pareja con alguien que no es del medio y que Luismi solo es su jefe: "Es una persona igual a cualquier otra. Es muy sencillo y trabajador. En el escenario se crea un clima realmente muy lindo en el cual es muy cómodo trabajar. Siempre con una sonrisa y buena predisposición; hace bromas y habla con todos".

Luciana Salazar

Fue "amante", según sus palabras, de Luis Miguel en 2003.

La modelo argentina contó que El Sol de México le enseñó algunos trucos para cantar: "Hacía como el ruido de una moto, como para calentar la voz, para colocar la voz… Vengo de una familia de artistas, entonces tenés como un respeto".

Tiempo después, en una nota con Susana Giménez, expresó: "Me encanta. Lo dejaré (lo que pasó con él) algún día para un libro… Lo conocí y me basta con eso, porque más allá de que me gustaba físicamente, me gustaba como artista. Así que fue… Es caballero, bien mexicano. Ellos tienen esa cosa que acá un poco se perdió".

Karina Jelinek

La modelo argentina contó que Luis Miguel la invitó a salir pero ella nunca aceptó porque estaba en pareja. El año pasado se cruzaron en la pileta de un hotel en Miami.

"Nos pasamos los números de teléfono porque yo había perdido el suyo hacía varios años. Lo agendé como Luis M y una flor… Al otro día me dijo de vernos en la barra del hotel a tomar un aperitivo y llegué 40 minutos más tarde", confesó.

Dijo que está "bronceado, tiene la piel impecable y no está gordo", y no quiso ahondar en detalles: "Me gusta como hombre, me parece un divino. Él está soltero y yo también pero somos amigos por ahora".

Andrea Estévez

Ella trabajaba en la televisión mexicana y una noche, mientras comía en un restaurante en Acapulco, se le acercó un integrante del personal de seguridad del cantante para pedirle su número de teléfono.

"Me enganché mucho con él, fueron buenos momentos que vivimos juntos. Pensé que la relación podría llegar a un poco más. Después, cuando vino de gira a la Argentina, nos reencontramos", reveló en Intrusos.

Y concluyó: "Preferí no arriesgarme a viajar porque no sentí un terreno estable. La relación que tuve con él me movilizó bastante, pero soy una persona que si no está en un terreno firme con la otra persona no me gusta arriesgarme".

Sandra Villarruel

Ella tenía 24 años y él 18 cuando tuvieron un vínculo amoroso. "Hice un book porque me interesaba una campaña de publicidad de cigarrillos. Le llevé el book a una persona, en una oficina frente al Hotel Alvear. Y me dijo '¿por qué no venís a la cena con Luis Miguel?'", reveló la ex vedette en el programa AM.

"Esa noche nos pusimos a charlar, me empezó a contar del drama de la madre y el padre. Conocí a otra persona, no al artista. Estaba lleno de minas, no conocía a ninguna. Pero de repente veo que estaba toda la mesa vacía, eran las cuatro de la mañana y no nos habíamos dado cuenta", dijo.

Y agregó: "Empezó a sacar pétalos de rosa, los mojaba en vino tinto y me los ponía en la boca. Mimito va, mimito viene, beso increíble. Después pasamos a un living, el apretón fue más fuerte y de ahí pasamos a la cama. Había un piletón inmenso, empezamos a juguetear…"

Villarruel contó que la pasaron "bárbaro" y que al día siguiente la invitó al camarín antes de su show, que lo vio tras bambalinas. Tiempo más tarde, reveló que estuvieron "una semana juntos".

Noelia Marzol

Según su relato, Marley se juntaba a cenar todas las noches con su amigo Luis Miguel, en una de sus visitas a la Argentina, en 2010. El conductor la invitó a una de esas reuniones, en el hotel Faena.

"Toda la cena fue bastante rara. Había una mesa enorme para los tres, él sentado solo en la cabecera. Nos indicó que me sentara a su izquierda y Marley a la derecha. Había gente de seguridad afuera y nos pidieron que no atendiéramos llamados ni revisásemos el celular. Él tenía un reproductor que llevaba a todos lados: puso música melódica para ambientar. Tomamos vino, agua y soda. No me acuerdo bien el menú", reveló en Infama.

"Me preguntó si tenía pareja y le dije que sí. Le conté que era bailarina… Entonces me dijo que siempre quiso bailar tango, así que intenté mostrarle unos pasos, pero no hubo manera. Cuando ya habíamos terminado de cenar, me dijo que me iba a llevar a recorrer el mundo, que me iba a llevar a los mejores hoteles. Entonces le dije 'pero qué mejores hoteles, si yo tomo agua del arroyo'. Era un intento de conquista lo suyo", contó.

Según su relato, en un momento el cantante se fue. Al rato se acercó un encargado de seguridad y les dijo a ella y a Marley que Luismi los estaba esperando en otro cuarto. Cuando fueron, estaba tocando el piano. "Un minirecital y nos fuimos", aseguró Marzol.

Fuente: Infobae

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último