🚗🚙El Paso Cristo Redentor se encuentra habilitado de 8 a 20 horas 🚗🚙

#Viral

El drama de una mamá que casi asfixia a su bebé con su pelo

Emma Chipili, de 35 años, contó su historia para advertir a las demás madres.

12 de abril de 2019 | 12:43

Una mamá vivió la peor experiencia de su vida con un accidente doméstico.

Emma Chipili, de 35 años, de Ferndale, Rhondda de Gales del Sur, vivió la peor de las pesadillas cuando casi ahoga a su bebé de 16 meses de edad después de que su largo cabello lo envolviera por el cuello, como una soga, mientras dormían.

Para evitar que otra madre sufra lo mismo, decidió contar su experencia en redes sociales.

La mujer relató que como cualquier otra noche se fue a dormir con Lincoln, su bebé. Con la diferencia de que ese día despertó y vio que su largo cabello estaba alrededor del cuello de su pequeño hijo.

Inmediatamente intentó sacarlo, pero el pánico se apoderó de ella porque estaba tan apretado que su hijo luchaba por respirar.  

Mientras más intentaba liberar a su bebé solo lograba que el cabello se tensara más. Afortunadamente Justin, su esposo acababa de llegar del trabajo y pudo tomar el control de la situación y salvar la vida a su hijo.

La mujer explicó que "desde que nació Lincoln ha compartido la cama conmigo, pero siempre estoy consciente de tener cuidado con mi cabello”.

Realmente fue muy aterrador ver a su hijo luchando por respirar. Y espera que sea la última vez.

Me había aflojado un poco el cabello porque tenía dolor de cabeza, y me quedé dormida. Pude sentirlo moverse y me desperté. Enseguida me di cuenta de que mi cabello lo estaba apretando alrededor de su cuello”.

Su cabello se había soltado durante la noche y con el movimiento de ellos dos se enredó como una soga y estaba asfixiando al pequeño.

"Corrí escaleras abajo gritando mientras sujetaba a Lincoln a un lado de mi cabeza. Justin acababa de llegar a casa, literalmente, comenzó a arrancarme el pelo”, explicó.

Por suerte, su esposo estaba en casa y pudo rescatar a su hijo antes de que fuera demasiado tarde.

"Comencé a sentir pánico, pero mientras trataba de desenredar mi cabello, seguía apretándome. Todo sucedió muy rápido. Traté de poner mis dedos entre mi cabello y el cuello de mi hijo, pero el espacio era extremadamente justo. Realmente esperaba que alguien más estuviera allí", adelantó.

Y agregó: "Fue espantoso. Estaba llorando y gritando por ayuda. La única esperanza que le pasó por la mente a esta madre desesperada era que alguien la ayudara rápidamente".

Por fortuna su marido acaba de llegar y fue quien liberó al pequeño. Estaba tan apretado el cabello que el cuello del pequeño Lincoln quedó con una marca roja alrededor.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último