A 25 años de su muerte

El doloroso secreto que reveló la viuda de Pablo Escobar

En el libro escrito por Victoria Eugenia Henao, la viuda del líder narco asesinado en 1993, se narran sórdidos detalles de su vida junto a Pablo Escobar y del entorno en el que vivían.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
5 de noviembre de 2018 | 18:35

"Pablo Escobar: Mi vida y mi cárcel" es el libro que a mediados de noviembre presentará Victoria Eugenia Henao, quien es nada más y nada menos que la viuda de Pablo Escobar, el narcotraficante más famoso de la historia.

El diario británico Daily Mail pudo acceder a un ejemplar antes de su lanzamiento y publicó la dolorosa historia que Victoria Henao calló durante más de 40 años: Pablo Escobar la violó cuando tenía 14 años y la sometió a un aborto.

Henao, que hoy tiene 57 años, hace esta dura revelación en el epílogo de su libro bajo el título de "El secreto que he escondido durante años" y allí además describe cómo les confesó esto a sus dos hijos, Sebastian, ahora de 41 años, y Manuela, de 34.

Cuando esto pasó, la mujer tenía 14 años y Escobar tenía 25. En el libro ella cuenta que él un día la "abrazó" y la "besó", dejándola "paralizada" por el miedo. "No estaba preparada, no sentía malicia sexual, no tenía las herramientas adecuadas para entender lo que significaba ese contacto íntimo e intenso", asegura. 

Tres semanas después, comenzó a sentirse "extraña", pero dada su inexperiencia e ignorancia sobre el tema, ella explica que nunca se le ocurrió que pudiera estar embarazada. Escobar la visitó unos días después para preguntarle cómo se sentía y la llevó a la casa de una mujer ubicada en una zona remota y desolada de Medellín, Colombia.

"Casi inmediatamente, una señora mayor, que apenas me saludó, me dijo que me acostara en una camilla e inmediatamente insertó varios tubos de plástico en mi vientre, los que se usan para canalizar las venas, y simplemente dijo que servirían como prevención". Cuando Henao preguntó sobre qué podrían prevenirla, la mujer respondió: "que podrías estar embarazada".

 

Henao dice que si bien no entendió lo que estaba sucediendo, ella obedeció en silencio. Siguiendo el procedimiento, que ella describe como una 'intervención', Escobar la dejó en su casa y le aconsejó que siguiera las instrucciones y lo mantuviera informado sobre su estado. "Los días siguientes dormí con esos tubos extraños dentro de mí y me vi obligado a ir a la escuela de esa manera para que mi madre no sospechara nada. Tenía un dolor intenso, pero no podía decirle nada a nadie". 

En otro de los pasajes del libro, Victoria Henao asegura que busca enfrentar su pasado y asumir la responsabilidades; "No me siento cómoda presentándome a mí misma como una víctima de mi esposo debido al gran respeto que le debo a sus otras víctimas", escribe. 

Victoria Henao dice que a pesar de su dolor, ella ha perdonado a Escobar porque siente que al menos una cosa buena salió de la relación. "Tenemos dos hijos que nacieron de esa unión, con los que honramos sus vidas. Estoy agradecido por ellos, porque me dan la fuerza para seguir viviendo".

Sobre este tema se pronunció su hijo Juan Pablo Esco, quien hasta un año respondía al nombre de Sebastián Marroquín, y en sus redes sociales publicó un conmovedor mensaje:

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último