😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Conmoción

Degolló a su mujer mientras dormía, le sacó fotos y se las envió a sus amigos

El matrimonio tenía dos hijos que quedaron bajo la custodia de sus abuelos. Un caso terrible.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
13 de junio de 2018 | 10:49

Un hombre que apuñaló a su esposa y, luego envió fotos de su cuerpo fallecido a sus amigos, ha sido condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en Massachusetts, Estados Unidos.

Christopher Fratantonio, de 37 años, fue declarado culpable de asesinato en primer grado el viernes de la semana pasada en el Tribunal Superior del condado de Barnstable.

El 28 de febrero de 2017, el imputado apuñaló repetidamente a su esposa Mary "Molly" Fratantonio mientras ella dormía en su cama. Luego tomó dos fotos con su teléfono y se las envió a sus amigos para preguntarles si estarían dispuestas a cuidar de sus hijos, una nena de 6 años y un varón de 2.

"Dejó que sus propios hijos vieran el cuerpo de su madre muerta", dijo el hermano de Molly, Ian McClatchey, al diario local Cape Cod Times la semana pasada.

Fratantonio usó un cuchillo de cocina para apuñalar a Molly varias veces. Cuando llegó la policía, el cuchillo todavía estaba en la garganta de la víctima.

El abogado de Fratantonio le dijo al jurado que su cliente sufría de estrés postraumático debido a que fue abusado sexualmente cuando era niño. Agregó que Fratantonio había sufrido dos conmociones cerebrales y tenía ansiedad y depresión.

El hermano de Molly, McClatchey, afirmó que el abogado de Fratantonio estaba tratando de convertir a su cliente en una víctima, calificando la táctica de "grave". "Insinuar de alguna manera que alguien que ataca a una madre dormida delante de sus dos hijos es una víctima es repugnante", aseguró.

Joan Kilbourne, la madre de Molly, hizo una declaración impactante ante el tribunal sobre su hija, una maestra de educación especial de 35 años. Sostuvo que Fratantonio aterrorizaba a Molly, a menudo le retenía dinero y cuestionaba su paradero.

El jurado lo encontró culpable después de deliberar durante dos horas. Kilbourne y su esposo se han convertido en los guardianes de los hijos de Molly.

"Mi familia y yo nunca nos recuperaremos de perder a Molly; mi corazón se rompe todos los días", dijo Joan Kilbourne en la corte. "Ella era una persona amable y afectuosa, una madre atenta y una maestra galardonada".

Fuente: People

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último