😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Delicado de salud

¿Cuál es la enfermedad que afecta a Carlos Bilardo?

El ex técnico de la Selección, campeona de México 1986, sufre del síndrome de Hakim-Adams.

7 de junio de 2018 | 10:46

El delicado estado de salud de Carlos Salvador Bilardo, ex técnico de la Selección campeona de México 1986, mantiene preocupado al mundo del fútbol. Estuvo internado desde el 31 de mayo en el Instituto Fleni y ahora fue derivado al sector de cuidados intensivos de la Clínica La Sagrada Familia. Se conoció que sufre del síndrome de Hakim-Adams.

El primer parte médico sobre la salud del ex DT decía que ingresó "por un cuadro confusional transitorio". Además, señalaba que los estudios realizados demostraban “una dilatación ventricular en su cerebro, sugestiva de síndrome Hakim-Adams”.

Se explicaba también que se iba a evaluar la necesidad de realizar un tratamiento específico mediante la colocación de una válvula. La misma, finalmente, fue colocada en una intervención que no tuvo complicaciones según informaron luego.

Esta afección, también conocida como hidrocefalia de presión normal (HPN) o hidrocefalia normotensiva, es una enfermedad neurológica que se manifiesta habitualmente en adultos -a partir de los 50 años-. Suele ser diagnosticada erróneamente como Alzheimer, Parkinson, arterioesclerosis o síntomas propios de la vejez.

Para dialogar sobre el tema, estuvo en Viva la Mañana el neurólogo José María Coloma. El especialista detalló en qué consiste la enfermedad y sus síntomas.

Las principales características de este síndrome son trastornos de la marcha, dificultad para comenzar a caminar, debilidad en las piernas y caídas sin motivo aparente. Algunos síntomas asociados con la progresión de la enfermedad son demencia, cambios constantes de humor, apatía, aislamiento, problemas de atención e incontinencia urinaria.

En la mayoría de los casos, la enfermedad no presenta causas aparentes, pero los médicos aseguran que podrían desencadenarla ciertas obstrucciones, traumatismos, meningitis u otras infecciones, hemorragias o cirugías.

Una vez que se detecta la afección, el tratamiento consiste en la implantación de una válvula para derivar el líquido cefalorraquídeo desde el cerebro hacia el abdomen, donde es absorbido. El paciente puede mejorar ostensiblemente con un tratamiento específico y retomar sus actividades cotidianas.

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último