😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Para tener en cuenta

¿Cuál es la diferencia entre el mareo y el vértigo?

Los dos son síntomas de patologías y a veces cuesta diferenciarlos. Un especialista brinda detalles sobre el tema.

19 de abril de 2018 | 10:44

El mareo es la segunda causa de consulta médica después del dolor de cabeza. La realidad es que alrededor del 50% de esos pacientes no sabe que en realidad lo que sufre es vértigo.

Es común que a veces cueste diferenciar los síntomas de mareo y vértigo y por ello un especialista brindó detalles sobre el tema en Viva la Mañana. El neurólogo, especialista en vértigo, Emiliano Schulter, explicó que las causas más frecuentes de ambas sensaciones están relacionadas con las afectaciones en el oído.

El vértigo es un síntoma de una enfermedad -cómo podríamos decir la fiebre- que la persona percibe como sensación de giro del entorno que le rodea o de giro de sí mismo. Este síntoma suele ir acompañado de otros que al ser estudiados permiten diagnosticar al paciente.

Cuando la persona experimenta vértigo suele sentir inestabilidad, perdida de equilibrio, miedo a caer, acompañado de esa sensación de giro o movimiento. Y en cualquier caso el especialista recomienda asistir a un médico.

Otros síntomas que no debemos llamar vértigo, pero que a veces acompañan al vértigo o se confunden con el son:

El vértigo a la altura, que no es una enfermedad como tal, y que lo padece un porcentaje importante de la población. Se presenta como un conjunto de sensaciones subjetivas, de mareo, inestabilidad, pérdida de equilibrio y miedo a caer desde la altura.

Ocurre en situaciones en que la distancia entre el sujeto y el objeto fijo (el suelo) es tan grande que no hay referencia para el sistema visual y vestibular (fallan en el cálculo de esa distancia) que se crea una incongruencia sensorial y uno necesita tocar el suelo, agacharse o sentarse para añadir referencias sensoriales y la situación cede, aunque pueden desencadenarse reacciones fóbicas, lo que se denomina acrofobia con crisis de ansiedad y angustia, convirtiéndose en un mareo patológico.

Con respecto al mareo, éste suele ser confundido con el vértigo, pero a veces lo acompaña. Los síntomas de un mareo pueden ir desde sentir que uno se va a desmayar, hasta la sensación de nubosidad en la mirada, y suele ir acompañado de una excesiva debilidad, que dificulta la estabilidad del cuerpo cuando se está de pie.

Entre las causas más frecuente que generan los mareos se encuentran un cambio inesperado en la presión arterial, provocado por movimientos bruscos, cuadros de gripe, gastroenteritis o crisis asmáticas.

El 30% de las personas puede llegar a experimentar en algún momento mareos o vértigos. Schulter sostuvo que no hay que minimizar estos síntomas ya que muchas veces al hacerlo el paciente “se limita y deja de hacer cosas, empieza a generar su propia discapacidad” cuando en realidad en la mayoría de los casos se puede resolver fácilmente.  Entonces aconsejo acudir a un especialista.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último