CLIMA ASTROLÓGICO 🤍 CLARIDAD PASIONAL

Polémica

Condenaron a un hombre a 80 latigazos en una plaza pública

El aberrante hecho sucedió 10 años después que el hombre cometiera un supuesto crimen en una boda.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
12 de julio de 2018 | 20:00

Un hombre fue azotado 80 veces atado contra un árbol porque bebió alcohol en una boda hace 10 años, un hecho que ha levantado polémica en todo el mundo y que ha sido condenado por los organismos de derechos humanos.

Amnistía Internacional condenó el hecho: la flagelación pública llevada a cabo el martes en Irán de un joven declarado culpable de consumir alcohol hace más de un decenio, cuando tenía 14 o 15 años, pone de manifiesto la inhumanidad de un sistema de justicia que legaliza la brutalidad.  

“Las circunstancias de este caso son absolutamente aterradoras, y constituyen un espantoso ejemplo más de las distorsionadas prioridades de las autoridades iraníes. Nadie, independientemente de su edad, debe ser objeto de flagelación; que un niño fuera procesado por consumir alcohol y condenado a 80 azotes excede toda imaginación, aseguró Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“El prolífico uso que las autoridades iraníes hacen del castigo corporal, incluso contra menores de edad, demuestra un terrible desprecio por la humanidad básica. Deben abolirse de inmediato todas esas formas de castigo, que en Irán, además de la flagelación, incluyen la amputación y la ceguera”.

Según informa Amnistía Internacional, la flagelación pública tuvo lugar el 10 de julio en la plaza de Niazmand, Kashmar, provincia de Jorasán Razaví, donde el hombre, conocido únicamente como M. R., recibió 80 azotes en la espalda.

Según el fiscal de Kashmar, M. R. consumió alcohol durante una boda en la que una discusión provocó una pelea que se saldó con la muerte de un joven de 17 años. El fiscal ha admitido que M.R. no estuvo implicado en la muerte, y que la condena de flagelación era sólo por beber alcohol.

Según el fiscal, el “delito” tuvo lugar en el año iraní de 1385 (de marzo de 2006 a marzo de 2007). M. R. nació en el año iraní de 1370 (de marzo de 1991 a marzo de 1992), lo que significa que en el momento del incidente tendría 14 o 15 años. La condena de flagelación se dictó hace 10 años, en 1386 (de marzo de 2007 a marzo de 2008).

Pero, Amnistía Internacional también ha declarado que no está claro por qué la condena se ha ejecutado después de más de un decenio.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último