😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Increíble

Cómo imaginaban hace 100 años el siglo XXI

El futuro siempre ha despertado la curiosidad de las personas. Así se lo imaginaban los antepasados.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
14 de junio de 2018 | 11:09

El futuro siempre ha despertado la curiosidad de las personas, tanto en la actualidad como en el pasado han surgido los interrogantes acerca de los años venideros. Los antepasados también hacían sus vaticinios y en esta nota están algunas de ellos.

1. En 1900, una fábrica de chocolate alemana produjo tarjetas con “predicciones” sobre cómo se vería el mundo en el año 2000. Según ellas, a principios del siglo XXI, la gente no tendría problemas para caminar sobre el agua.

2. Cada persona tendría sus propias alas: 

3. Quizás así fue imaginado el transporte público.

4. Aprenderíamos a mover los edificios de un lado al otro.

5. Un híbrido de un barco y un tren. No hemos avanzado tanto. 

6. Un evento que sucede en un lugar y las personas lo pueden ver desde otro. Algo que recuerda a por ejemplo las transmisiones en vivo en la televisión o a través de Internet.

7. Una suerte de sombrero sobre la ciudad.

8. ¿Pasos peatonales móviles en la ciudad?

9. Una máquina para tener un buen clima.

Por su parte, a principios del siglo XX, el francés Jen-Marc Cote y otros pintores propusieron su predicción de la patria en nuestro tiempo. Así, por ejemplo, habría bomberos voladores.

Aquí, las personas del 2000 salen del teatro en autos voladores.

Nuestro mundo, por supuesto, está muy automatizado; pero los peluqueros todavía hacen todo a mano. 

Parece que en esta imagen se representa a Skype u otras aplicaciones de mensajería. 

¿Orquesta robot?

Se pensaba que los conocimientos se iban a poder “descargar” sin dificultades al cerebro.

El caricaturista francés Albert Robida estaba interesado en el tema futurista y dibujó unas ilustraciones. Por ejemplo, este hombre parece que está escuchando música con audífonos. 

Parece que este artista suponía que se podrían escuchar libros en la biblioteca. Bueno, tenemos los audiolibros, pero no hay necesidad de ir a la biblioteca. 

Así, según el ilustrador, se tenía que ver la moda en 1952.

 

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último