CLIMA ASTROLÓGICO 🤍 CLARIDAD PASIONAL

Asunto separado

Cómo hará la Iglesia para renunciar a los fondos del Estado

Marcelo de Benedectis, vocero del Arzobispado, explicó cómo será la reducción de los aportes.

12 de noviembre de 2018 | 09:59

Tras varios meses de polémica, la Iglesia Católica anunció que renunciará gradualmente a los fondos que el Gobierno Nacional ha pagado a la institución religosa.

La campaña “Iglesia y Estado, asunto separado” había comenzado a crecer en el país, con cientos de personas reclamando que el Gobierno Nacional dejara de pagar estos aportes, e incluso otros cultos comenzaron a reclamar este pago del Estado.

Marcelo de Benedectis, vocero del Arzobispado en Mendoza, dio detalles de cómo hará la Iglesia para renunciar a los fondos y no resentir el trabajo que realizan.

Qué aportes recibe la Iglesia Católica del Estado Argentino

Según informa el sitio de datos Chequeado, en el artículo 2 de la Constitución nacional se afirma que “el Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano”, es por eso que los fondos que recibe la institución son girados por la Nación. Estas transferencias se regulan a través de tres leyes, que fueron promulgadas durante la última dictadura militar y siguen vigentes: la Ley 21.950, la 22.162 y la 22.950. Sin embargo, en ninguna de estas leyes se afirma que los montos a transferir dependan de la cantidad de bautizados que tenga la Iglesia.

La primera de estas leyes (21.950) fue sancionada por el dictador Jorge Videla en 1979. A través de esta norma se estipula que los arzobispos y obispos cobren mensualmente una asignación equivalente al 80% del sueldo fijado para el cargo de Juez Nacional de Primera Instancia y los obispos auxiliares el equivalente al 70% del mismo monto. Esto significa una suma de $95.300 para los primeros y de $83.400 para los segundos.

Los fondos estatales que se destinan a la Iglesia disminuyeron en los últimos años. Si se considera la inflación que hubo entre 2015 y este año, se registra una caída en términos reales. Al final del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner se ejecutaron $238 millones, pero para 2017 -segundo año de gestión de Mauricio Macri– esa suma cayó a $215 millones en términos reales.

Además de estas transferencias, la Iglesia católica posee otros beneficios económicos por parte del Estado. En el inciso 3 del artículo 43 del Código Fiscal se exime a la Iglesia de pagar impuestos nacionales, como el IVA y el Impuesto a las Ganancias.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último