#SistemaFitSalud

Cómo cuidar la dieta y tu salud en el invierno

Mirá lo que necesitás para reforzar su sistema inmunológico y mantener su salud a lo largo de los meses de frío.

4 de julio de 2019 | 17:55

Durante los meses del invierno aumentan nuestras ganas de comer comidas calientes como tartas, los guisos y otros alimentos calientes y calóricos típicos de la época.

No hay nada de malo en complacerse un poco durante los meses de invierno, pero ¿cómo aseguramos obtener toda la nutrición que el cuerpo necesita para combatir los resfriados y la gripe? ¿Y cómo hacemos para no aumentar de peso?

Nuestra dieta es crucial para reforzar nuestro sistema inmunológico y ayudar a combatir los virus, pero también es muy necesario hacer ejercicio y dormir bien por la noche.

Tenés que tomarte un tiempo para evaluar tus hábitos de vida. El exceso de trabajo y la falta de descanso tienden a agotar nuestra energía y nuestra fuerza, lo que nos puede dejar más vulnerables a las influencias externas. Para lograr la vitalidad durante los meses de invierno, asegúrate de darte tiempo para relajarte, hacer ejercicio y tratar de obtener buena calidad y calidad (y cantidad) de sueño.

Pero además, te recomendamos seguir 6 tips para pasar el invierno.

1. Preparate un buen desayuno

Comenzá el día con un desayuno saludable que te mantendrá llena de energía hasta el almuerzo.  Podés hacerte un desayuno con avena con nueces o semillas y algunas frutas de temporada de invierno como manzanas, peras o arándanos. Pero además, podés preparar un budín ????

2. Elegí frutas y verduras ricas en vitamina C

Agregá a tu dieta alimentos como papas, camontes, tomates, pimientos rojos y cítricos a las comidas, ya que contienen vitamina C, que desempeña un papel importante en el sistema inmunológico y en los niveles de energía, especialmente importante si hacés ejercicio regularmente.

3. Buscá fuentes de zinc como espinacas

Durante los meses de invierno, podemos entrar en contacto con virus que pueden causar resfriados o gripe. Entonces, es importante que nuestro sistema inmunológico funcione normalmente y que el zinc contribuya a esto. Los alimentos como las ostras, las espinacas y las legumbres son buenas fuentes de zinc.

4. Comé más alimentos ricos en hierro  

Las carnes rojas, las lentejas y los vegetales de hojas verdes son buenas fuentes de hierro, que sostienen un sistema inmunológico saludable. También podés considerar tomar un suplemento alimenticio de hierro natural.

5. Aumentá tu ingesta de pescado, huevos y queso

Los pescados como el salmón y el bacalao, así como la leche, los huevos y el queso, son una gran fuente de vitamina B12. La vitamina B12 contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológico y también contribuye a reducir el cansancio y la fatiga.

6. Cambiá los alimentos azucarados por verduras de raíz dulce y sopas

A veces, los meses de invierno pueden hacernos comer lo que se llama "alimentos de confort” cargados de azúcar que pueden ser perjudiciales, tanto para nuestra cintura como para nuestros niveles de energía. Sin embargo, hay muchos alimentos de invierno que son nutritivos y reconfortantes: probá vegetales de raíz asados (papas, camotes, zanahorias, mandioca, etc.) ​​que son deliciosos y dulces, o las sopas con verduras son excelentes para el almuerzo, especialmente con mucho ajo o jengibre.

Como siempre, es super importante que hagas ejercicio y, para eso, podés hacer en tu casa este ejercicio simple para fortalecer brazos en 5 minutos.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último