😷 SIGAMOS CUIDÁNDONOS ENTRE TODOS 😀 #DISTANCIAMIENTOSOCIAL

Abuso infantil

La monja declaró durante 10 horas y aseguró ser inocente

Kosaka Kumiko llegó la mañana de jueves a Mendoza tras más de un mes de estar prófuga. No respondió preguntas de la querella.

Por Redacción ElNueve.com
4 de mayo de 2017 | 21:12

En la mañana del jueves arribó a Mendoza desde Buenos Aires la monja japonesa Kosaka Kumiko, acusada de ser partícipe y cómplice de los abusos sexuales cometidos contra alumnos sordos del Instituto Próvolo de Luján de Cuyo. Caen sobre ella los delitos de abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores.

"No sabía nada de los abusos", dijo la monja de 42 años ante el fiscal de Maipú-Luján Fabio Damore, quien subroga a su par Gustavo Stroppiana que se encuentra de licencia. Durante las 10 horas que duró su declaración aseguró ser inocente de las acusaciones y tener una relación excelente con los niños, profesores y los demás religiosos del Instituto Próvolo.

Según explicó Oscar Barrera, uno de los abogados querellantes, a Noticiero 9, es una mujer muy inteligente que, además, por consejo de la defensa, no quiso responder las preguntas de la parte acusadora y sólo accedió a ser interrogada por el Ministerio Público y su abogado.

Próvolo: La monja prófuga se entregó en Buenos Aires

La monja estuvo más de un mes prófuga y se entregó en Buenos Aires el miércoles pasado. Su abogado defensor, Carlos Varela Vargas, pidió la prisión domiciliaria, pero se estima que no se le otorgará, debido a que no tiene familia ni amigos en Argentina, sumado a que estuvo desaparecida desde que comenzó el conflicto.

Ahora esperará el juicio en el penal de Agua de las Avispas, en el complejo de Cacheuta, un establecimiento para mujeres que han cometido su primer delito y que tiene capacidad limitada para 20 personas.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último