⚠️RIGE LA CUARENTENA OBLIGATORIA PARA TODO EL PAÍS⚠️

#DejenJugarAJuana

Campaña para que una nena pueda jugar en la Liga Infantil

Se trata de Juana Cángaro, quien juega al fútbol desde los 6 años en el mediocampo.

8 de abril de 2017 | 22:14

La campaña #DejenJugarAJuana lanzada en redes sociales para que la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) permita que una nena de 11 años pueda participar de la Liga Infantil de Fútbol en Mercedes gana adhesiones día a día, mientras el intendente de esa localidad bonaerense pidió al organismo que se garantice el derecho de la niña. 

Se trata de Juana Cángaro, quien juega al fútbol desde los 6 años en el mediocampo y que -según cuentan quienes las vieron en la cancha- cuando puede, se lanza al ataque para buscar el arco rival. 

El Club Mercedes, donde Juana juega en el equipo infantil, intentó ficharla pero la liga local informó que no podrían aceptarla por ser mujer al alegar que la AFA no permite el fútbol mixto. 

Mercedes Rothermel, la madre de Juana, explicó que "la liga local impidió que el club la fiche diciendo que habían consultado en la Confederación y les habían dicho que no" y añadió que "explicaron que les permitían jugar amistosos, pero no campeonatos".

Pero la mujer denunció que "después nos enteramos que, en realidad, no se consultó a la Confederación sino que se hizo una votación a nivel local a mano alzada" y apuntó que "entonces, el municipio elevó un decreto declarando de interés que Juana pueda participar del torneo basándose en los derechos del niño y estamos gestionando una reunión con la AFA".

Mercedes afirmó que no desea "ir en contra de algo que está prohibido", pero analizó que "si puede jugar amistosos, creo que también debería poder jugar por puntos".

"Si en su momento me hubiesen dicho: 'acá está el estatuto y lo prohibe', yo no hubiese hecho nada. Pero no hay ningún estatuto que lo diga. El estatuto habla de fútbol infantil, no de femenino o masculino", contó la mujer, que detalló que "como en esta ciudad no existe la liga femenina, ella no tiene dónde competir en el deporte y sólo puede ir a entrenar". 

"Hay otros casos en el país que recurrieron al recurso de amparo y lo lograron; pero nosotros no queremos llegar a ese punto", apuntó Mercedes, y rememoró que "el año pasado, Juana jugó como invitada en la liga en los últimos 4 partidos del torneo, que eran por puntos, con consentimiento del club contrario".

"Si le permiten jugar amistosos, ¿por qué no puede jugar por puntos? Ellos dicen temer que el seguro no la cubra si se quiebra, cosa que también puede ocurrir en un amistoso. Nosotros ofrecimos como papás hacernos cargo con nuestra obra social de lo que a Juana le pase. Propusimos firmar eso con escribano público. Dijeron que no, que tiene que jugar en la liga femenina. Pero en Mercedes aún no hay liga femenina", describió.

Por ahora, Juana continúa con los entrenamientos martes y jueves, y los domingos asiste a los partidos, ingresa a la cancha con su equipo, pero se queda en el banco para alentar a sus compañeros. 

"Siempre jugó mixto. Pero, como cualquier nene que hace deportes, quiere competir", expresó su madre y definió como "excelente" el vínculo de su hija con los demás jugadores. "Todos quieren que Juana juegue; su equipo no quiere que deje de ir a las prácticas y los papás tampoco. Incluso, cuando llega el momento de jugar, los nenes del equipo contrario se le acercan y preguntan 'Juanita, ¿jugás hoy?' porque la ven como una más". 

Fanática de Boca y de Ronaldo, Juana dejaba de lado las muñecas que le regalaban cuando era más pequeña y pedía indumentaria deportiva. "Vivía jugando a la pelota. Cuando yo la iba a buscar a los cumpleaños, los padres me decían: 'jugó todo el tiempo al fútbol, ni subió al pelotero'. Me pedía ir a aprender y yo no quería", evocó Mercedes, que accedió a enviar a su hija a la escuelita de fútbol cuando Juana tenía 6 años. 

"Cuando los nenes no la conocen, los primeros 5 minutos del partido tienen miedo de marcarla, pero cuando ven que ella va a la par, se olvidan de que es nena y le juegan de igual a igual, que es lo que ella quiere. Ella los marca sin miedo y si les tiene que ir con una plancha, se las va a hacer", sostuvo. 

La madre contó que pese a que Juana logró ganarse el respeto de sus compañeros y sortear los prejuicios, cuando recientemente hizo un gol de tiro libre, en los medios locales atribuyeron el tanto a un varón. 

Este año la niña logró que la fichen en River para futsal, porque no tiene edad para jugar en la reserva de ese club.

"Ella se quiere dedicar al fútbol y dice que, si se tiene que ir a otro lado para poder jugar, lo hará el día de mañana porque es su sueño", graficó Mercedes, y expresó que "dure un año o toda su vida, yo la voy a acompañar"

Por recomendación de los especialistas, el deporte mixto no debe practicarse más allá de los 12 años, dado que después de esa edad hay mucha diferencia de fuerza entre los dos sexos, o sea que éste es el último año en que Juana podría jugar a la pelota junto a sus compañeros varones, por lo que la niña aguarda a que llegue lo más pronto posible una respuesta desde la AFA.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último