😷 ¡CUIDATE! #QUEDATEENCASA🏠

Policiales

Brutal homicidio de una nena de 11 años en Junín

La nena fue abusada sexualmente antes de ser asesinada. Detuvieron a un hombre de 40 años.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
26 de febrero de 2018 | 07:27

Camila Borda, una pequeña de 11 años, había salido al mediodía de este domingo a comprar en su bicicleta cuando luego de una gran demora, su madre salió a buscarla junto a la policía y la encontraron sin vida en el baño de la casa de su vecino.

El hecho se produjo en Junín de Buenos Aires en la jornada del domingo, cuando Camilia salió a comprar el pan en su bicicleta y jamás regresó.

Su madre, desesperada, se presentó ante la Policía de Junín e informó sobre la desaparición de la menor.

Los agentes junto a la madre salieron en su búsqueda en la zona aledaña hasta que vecinos indicaron haber visto la bicicleta de la menor en una quinta ubicada en Arias al 1500, del barrio Ricardo Rojas.

Una vecina no solo detectó la movilidad de la menor en el lugar, sino que afirmó haber visto al vecino llamar a la niña.

Una vez en el lugar, la policía notó el nerviosismo del cuidado de la finca. Una vez en el interior de la vivienda, hallaron el cuerpo de la nena en el baño de la planta alta.

Al parecer se encontraba vestida y adentro de la bañadera con una bolsa que le cubría la cabeza y un cable o soga en el cuello.

El sospechoso, quien no negó el crimen, fue identificado como José Carlos Varela, un changarín de 40 años que hace cuatro meses cuidaba el lugar.

Luego del hallazgo, el sospechoso fue detenido y está alojado en una dependencia policial de Junín.

Tras realizarse las pericias correspondientes se determinó que Camila fue abusada sexualmente antes de ser asesinada. 

Por su parte, el fiscal de la causa, Sergio Terrón, aseguró no tener dudas de la culpabilidad de Varela quien no solo se mostró nervioso ante el operativo sino que, según vecinos, había tenido intenciones de secuestrar a un menor en otro momento. 

Vecinos del lugar se levantaron en repudio de lo ocurrido y quisieron atacar al detenido mientras era custodiado por la policía. La gente arrojó todo tipo de proyectiles y quemaron dos móviles policiales.

Los agentes respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos además de tener que acordonar la zona para poder actuar en la investigación.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Lo Último