Atención

Autorizaron el Misoprostol: ¿Por qué no se vende en Mendoza?

La ANMAT permitió el medicamento para uso ginecológico pero en la provincia no se podrá comercializar.

29 de octubre de 2018 | 22:49

La ANMAT autorizó la venta de Misoprostol en las farmacias para uso ginecológico. Antes de fin de año estará disponible al público. En Mendoza no se podrá comercializar porque una ley lo prohíbe.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología lo aprobó a través de una disposición y se espera que esté disponible para el público en el resto del país, antes de fin de año.

En agosto, luego del rechazo de ley de interrupción del embarazado en el senado, la ANMAT autorizó al laboratorio Domínguez a producir Misoprostol. Ahora, dos meses después, también se le autoriza la comercialización. El nombre comercial será Misop 200.

En el texto se indican dos cambios fundamentales: la droga tendrá una nueva presentación de 12 comprimidos (dosis necesaria para realizar un aborto) y que sea vendida bajo receta archivada (antes era de uso institucional y hospitalario).

Además, será monodroga, el Misoprostol que se vendía hasta ahora es combinado con diclofenac.

Antes de la resolución de agosto, el Misoprostol sólo era fabricado por el laboratorio Beta y se conoce con el nombre de Oxaprost. Su precio ronda los $4.500 y se estima que el producido por el laboratorio Domínguez costará menos.

En Mendoza no rige la resolución de ANMAT

Hay una ley superior a la resolución de la ANMAT, que prohíbe la venta libre de Misoprostol, es la 8.116 (de cuando Celso Jaque era Gobernador). Rige desde diciembre de 2009.

Fue una iniciativa del senador radical, Abel José, que presentó el proyecto que limita el expendio y fraccionamiento del Misoprostol. Esta ley indica que sólo se puede usar en el ámbito institucional, sanitario y público.

El Misoprostol actualmente se usa en Mendoza sólo en el ámbito de lo público.

Se compra desde el Gobierno y lo administra el Departamento de Salud Sexual y Reproductiva. A medida que las maternidades (públicas y privadas) lo soliciten, se evalúa cada caso y se le entrega al médico una pastilla.

¿Qué podría pasar?

Hay una iniciativa en el Legislatura provincial de la diputada oficialista, Ana María Andía de cambiar esa realidad.

El proyecto propone la derogación de la ley. Ingresó hace tres meses a la Legislatura, actualmente está en la comisión de Salud para ser evaluado.

Mendoza y San Juan, son las únicas dos provincias en las que no rige esta resolución de ANMAT.

Viral +

chevron_left
chevron_right

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último