🚗🚙El Paso Cristo Redentor se encuentra habilitado de 8 a 20 horas 🚗🚙

¡¿Cuarenta años ya?!

Alien cumple 40 años y su director revela alguno de sus secretos

Rechazada por los críticos de la época, esta película se convirtió en un icono del siglo XX.

10 de abril de 2019 | 16:44

Alien, el octavo pasajero se estrenó el 25 de mayo de 1979 en Estados Unidos y rompió todos los esquemas. Dirigida por Ridley Scott, esta película encierra algunos secretos que, recién cuarenta años después, salieron a la luz.

Ridley Scott, por ese entonces, no era muy conocido en Hollywood. A mediados de los 70, los guionistas Dan O'Bannon y Ronald Shusett le acercaron el libro de Star Beast, la historia de un grupo de astronautas que viajaban dormidos y que al despertar descubrían que su nave había cambiado su recorrido y se dirigía a un peligro inminente. Scott se sintió atraído por el desafío de trabajar en ciencia ficción, algo totalmente nuevo para él. 

Al principio ningún estudio quería saber nada con la película, pero el reciente éxito de Guerra de las Galaxias (Star Wars) que se estrenó en 1977, y el naciente interés por las películas espaciales, hizo que 20th Century Fox comprara el proyecto.

Pero Star Beast no tenía nada que ver con Star Wars y sus propios guionistas aseguraban que se asemejaba a Tiburón, pero en el espacio.

Cuando cambiaron el nombre a Alien, estaba todo listo para comenzar el rodaje. Scott quería a Meryl Streep para el personaje de Ripley, la heroína de la historia, pero la actriz no se sintió atraída por el proyecto y, tras un extenso casting, finalmente terminó eligiendo a Sigourney Weaver, quien a partir de este papel se volvería mundialmente famosa.

En esos años los efectos digitales eran tan solo un proyecto y todo se hacía de manera física. El encargado de diseñar el monstruo fue el ilustrador sueco Hans Ruedi Giger, quien debió construir cabezas mecánicas de trabajo real para los primeros planos y un traje para las escenas en donde el monstruo se mueve y traslada en cuerpo entero.

En la búsqueda por la persona ideal para calzarse el traje del xenomorfo, un técnico del equipo de Giger se topó con Bolaji Badejo, un estudiante nigeriano de diseño gráfico que medía dos metros con veinte centímetros y era muy delgado, con brazos y piernas tan largos y flacos que podían entrar en el traje sin que pareciera que hubiese una persona dentro de él.

Como parte de la estrategia para que el miedo de los personajes fuese real, Scott no permitía que los actores interactuaran con Bolaji.

Además, el director omitía detalles en el guión. Por ejemplo, en la escena que la criatura sale del pecho de uno de los protagonistas, el guión solo detallaba "la criatura emerge", pero no mucho más, por eso la reacción de los actores es genuina, convirtiéndose además en una de las escenas más reconocidas del cine mundial.

Y a esto hay que sumarle que para simular la sangre y visceras del monstruo, Scott recurrió a una carnicería y a una pescadería para que el efecto fuera más sangriento.

Scott, pese a los avances en edición digital, volvería a usar el mismo "truco" en Prometheus (2012), en lo que significó su vuelta a la saga.

Al Alien de Scott le siguió la secuela de James Cameron en 1986 con Aliens y, en 1992 tomó la posta nada menos que David Fincher; en 1997 llegaría Alien: Resurrección con Jean-Pierre Jeunet, el director de Amélie y un salto al futuro que incluye clones.

Scott regresó al universo de la criatura con Prometheus y Alien: Covenant, pero ni la respuesta de la crítica ni la del público fueron muy entusiastas como lo fueron con la primera película de terror en el espacio.

¿Cuál de todas es tu favorita?

 

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último